ONG y entidades eclesiales valoran el magisterio del “Papa de la caridad”

papa Benedicto XVI abraza a mujer víctima terremoto L'Aquila Italia abril 2009

Manos Unidas, Cáritas o los misioneros reconocen la importancia de sus documentos

papa Benedicto XVI abraza a mujer víctima terremoto L'Aquila Italia abril 2009

M. GÓMEZ | No solo los obispos y las diócesis han reaccionado a la noticia de la renuncia del Papa. Manos Unidas emitió un comunicado de prensa ayer, en el “día de sorpresa y revuelo para los católicos del mundo” tras un anuncio recibido “con tristeza; no nos esperábamos una decisión así”, dicen, aclarando que la “recibimos desde el más profundo respeto”. Es la tónica similar en otras instituciones eclesiales en España.

La ONGD Manos Unidas “agradece a Benedicto XVI su apoyo a los más desfavorecidos y sus constantes alusiones a la Caridad en sus mensajes”, como las encíclicas Deus caritas est y Caritas y veritate, o el mensaje de Cuaresma 2013.

También en Cáritas consideran que la caridad ha sido “uno de los ejes de su magisterio”. En una nota difundida hoy martes 12 febrero, explican: “Si ya en la primera de sus encíclicas, Deus caritas est, Benedicto XVI señala con claridad meridiana el amor de Dios como el corazón mismo de la fe cristiana y la opción fundamental de la vida del cristiano, en su tercera encíclica, Caritas in veritate, va más allá al exclamar que “el amor —caritas— es una fuerza extraordinaria, que mueve a las personas a comprometerse con valentía y generosidad en el campo de la justicia y de la paz”.

La Confederación Cáritas en España comparte “el sentimiento de orfandad” manifestado por el cardenal Rouco y la Conferencia Episcopal; pero también con ellos “acoge con reverencia filial” la voluntad del Santo Padre, y expresa “su confianza plena en la fuerza del Espíritu para que bendiga al futuro Papa y a toda la Iglesia”.

“El luminoso camino mostrado por Benedicto XVI acerca del ejercicio de la diakonía de la caridad será siempre fuente de inspiración para Cáritas”, terminan su comunicado.

Hablan los misioneros

Anastasio Gil García, director de Obras Misionales Pontificias en España, ha hecho una valoración del Pontificado desde el punto de vista de su dimensión misionera. “Nos ha ayudado a contemplar la universalidad de la Iglesia y nos ha urgido a cooperar activamente en la evangelización misionera de todo el mundo”, ha dicho.

Y no solo la dimensión misionera ha sido subrayada por Benedicto XVI, sino que “ha impulsado de manera decidida los otros ámbitos de la misión como son los sociales y culturales”, añade. “Cualquier tentación a replegarse sobre sí mismos ha sido claramente rechazada por Benedicto XVI en sus viajes y documentos”.

“¡Gracias, Santo Padre! Que el Espíritu Santo ilumine a toda su Iglesia”, exclaman desde Ayuda a la Iglesia Necesitada. “El Papa se despide con humildad y sencillez –se lee en una nota de prensa–, dando las gracias y pidiendo perdón. Desde Ayuda a la Iglesia Necesitada manifestamos nuestro absoluto respeto a su decisión valiente y bien meditada, en beneficio de la Iglesia católica”.

Además, le transmiten un “profundo gracias” por estos ocho años de “generosa entrega” y hacen un llamamiento a los benefactores y amigos de esta institución para que recen “para que el Espíritu Santo ilumine a su Iglesia y al cónclave” que ha de elegir al próximo papa.

Es “una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia” que “ha sorprendido enormemente”, asegura Maite Uribe, directora de la Institución Teresiana (IT).

Uribe envió al Pontífice un telegrama de gratitud “por estos años entrega y dedicación a la Iglesia”, al tiempo que invitaba a los miembros de la IT a “acoger con profundo respeto y afecto tan importante decisión, (…) reconociendo los valores evangélicos que se desprenden de la decisión del Papa”.

Actualizado
12/02/2013
Compartir