El enigma y el misterio (en la muerte de José Gómez Caffarena)

José Gómez Caffarena, jesuita filósofo fallecido en 2013

José Gómez Caffarena, jesuita filósofo fallecido en 2013

NORBERTO ALCOVER, SJ | El pasado día 5 de febrero, el mismo en que cumplía 88 años de edad, fallecía en Madrid, en el Hospital de la Princesa, quien fuera gran maestro y mejor amigo, el jesuita José Gómez Caffarena, una de las inteligencias mejor dotadas para la metafísica, y también para el análisis del hecho religioso en cuanto tal, de la segunda mitad del siglo XX.

Como presidente de una comisión de jesuitas para el estudio de la increencia, contribuyó en 1967 a la fundación del Instituto ‘Fe y Secularidad’, del que sería su director entre 1972 y 1986; y, desde entonces hasta 2001 (fecha en que fue transformado en Instituto Universitario de la Facultad de Teología), presidente de su Consejo.

Discreto, siempre resguardado y sin afanes protagonísticos, consiguió crear una relación sincera e intensa con sus colegas no creyentes, unidos todos en el amor al hombre y a la justicia. Además, fue capaz de llevar adelante una crítica comprometida de las cuestiones que no le parecían oportunas en el seno eclesial, sin caer en la trampa de los aplausos fáciles desde ámbitos radicales.

Su radicalismo se vehiculó por medio del estudio, del diálogo, de la humildad y, en fin, de un amor incondicionado al Cuerpo de Cristo.

Un montón de discípulos en la Universidad Pontificia Comillas y también en la Univeridad Gregoriana atestiguan su magisterio y su influencia filosófica, teológica y sencillamente humana. Una personalidad cuyo significado se encierra en el título de su recentísima obra El enigma y el misterio. Resucitado ya, vive su permanente devoción como quien contempla cara a cara al Señor Dios y no ya como en un espejo. Descanse en paz.

En el nº 2.835 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
08/02/2013
Compartir