Las Edades del Hombre: evangelización, arte y orgullo

El proyecto cumple 25 años, con diez millones de visitantes en 17 exposiciones

Presentación de Credo Edades del Hombre Arévalo Ávila mayo 2013

Presentación de ‘Credo’, la próxima edición de Las Edades, en mayo 2013, en Arévalo

JUAN CARLOS RODRÍGUEZ | El sueño de José Velicia (Traspinedo, 1932-Valladolid, 1997) cumple 25 años. El sacerdote vallisoletano no concibió para Las Edades del Hombre un trayecto semejante de un cuarto de siglo, 17 exposiciones y casi diez millones de visitantes. Un éxito inusitado.

El proyecto de realzar, reivindicar y recuperar el numeroso patrimonio artístico de la Iglesia en Castilla y León se ha convertido en una “marca” que aúna evangelización, arte y territorio, pero ante todo en un proyecto cultural que desde aquella deslumbrante primera edición en Valladolid de 1988 ha marcado el camino de cómo mostrar, conservar y proteger el arte de la Iglesia, en el sentido indudable que nombra Olegario González de Cardedal: “Una fe sin belleza es una fe sin esperanza”.

El itinerario de Las Edades del Hombre es la historia misma de un descubrimiento vinculado a la “cultura de la conservación” del patrimonio artístico de la Iglesia. Ese es su principal mérito, entre tantos: el haberse convertido en el escaparate para concienciar del valor histórico, cultural y eclesiástico de numerosas piezas artísticas dispersas por las once diócesis de Castilla y León, a partir de lo cual ha labrado en la conciencia de sus visitantes, de las administraciones públicas y de la propia Iglesia el valor de lo que había heredado.

Thesaurus, la exposición que en 1985 organizó el sacerdote e historiador José Martí i Bonet en Barcelona del arte en las diócesis catalanas, encendió la imaginación de José Velicia, responsable de Doctrina Pastoral en la Diócesis de Valladolid, quién entrevió una serie expositiva que buscaba reclamar atención sobre un patrimonio que no solo estaba siendo víctima de expolios y compraventas, sino que exigía una restauración y una catalogación sistemática.

Otra forma de narrar

El equipo de Velicia –Jiménez Lozano a cargo del guión expositivo, Pablo Puente en el diseño y Eloísa de Watemberg en el montaje– idearon aquella primera muestra de Valladolid con dos novedades. Por un lado, sin ataduras expositivas a cronologías ni estilos artísticos. De otro, un diseño y montaje que incorporaba la catedral como espacio expositivo.

“Lo verdaderamente revolucionario fue el concepto expositivo de aquella primera muestra en Valladolid en 1988. Como el impresionismo, rompió con todo lo anterior y empezó a decir cosas nuevas. Marcó un hito en la museística con una propuesta distinta, desconocida”, según José Ramos Domingo, sacerdote de la diócesis de Getafe y catedrático de Historia del Arte en la Facultad de Periodismo de la Universidad de Salamanca, que ocupó la secretaría general de Las Edades del Hombre entre 2008 y 2011.

El repaso a la historia de Las Edades del Hombre, sus protagonistas y el análisis, en el artículo completo, solo para suscriptores.

Las Edades del Hombre: evangelización, arte y orgullo [íntegro]

jcrodriguez@vidanueva.es

En el nº 2.833 de Vida Nueva.

Actualizado
25/01/2013
Compartir