Edúcate y comenzará tu realidad

Entreculturas muestra los beneficios de la formación con proyectos en el Chad y República Dominicana

proyecto educativo de Entreculturas en República Dominicana

MIGUEL ÁNGEL MALAVIA | Pese a que en 2015 se debería alcanzar el Objetivo de Desarrollo del Milenio que establece la enseñanza primaria universal, la realidad dista mucho de esta (desgraciadamente) utopía. Así, lo cierto es que, hoy, más del 10% de la población mundial es analfabeta. Un drama que afecta fundamentalmente a las mujeres (dos tercios del total de quienes no cuentan con formación formal) y a los niños, habiendo hasta 61 millones de ellos sin escolarizar.

Sin embargo, hay colectivos que se organizan para avanzar en la consecución de un derecho fundamental. Siguen con fe la máxima de Hélder Câmara: “Cuando sueñas solo, solo es un sueño; cuando sueñas con otros, es el comienzo de la realidad”.

La cita del brasileño es todo un lema en el último informe de Entreculturas: Educación y participación. Un sueño posible. Con el fin de demostrar que la educación puede ser el motor para el desarrollo de una comunidad, la ONG jesuita da a conocer en esta campaña dos iniciativas.proyecto de educación de Entreculturas en Chad

La primera, puesta en marcha en Guéra, en una de las zonas más olvidadas de la República del Chad, consiste en una serie de escuelas rurales comunitarias coordinadas, desde 2007, por Fe y Alegría (movimiento de educación popular con el que está asociado Entreculturas).

Adef Outrone Awada, miembro del equipo, explica a Vida Nueva: “Lo más relevante –destaca– de nuestro trabajo es la labor de sensibilización con las familias de los chicos, haciendo comprender a los padres que es vital que estos tengan una educación de calidad”.

Los ciudadanos como actores del cambio

El segundo ejemplo es el Centro Bonó, una obra social y educativa de la Compañía de Jesús en República Dominicana que ya funciona desde 1982, aunque se constituyó oficialmente en 1997.

Desarrollado el proyecto en grandes barrios urbanos surgidos en las afueras de Santo Domingo, todos ellos marcados por la miseria, el objetivo es que la formación “capacite a los ciudadanos para que ellos mismos impulsen la transformación de su realidad”.

Edúcate y comenzará tu realidad, íntegro, solo para suscriptores

En el nº 2.832 de Vida Nueva.

Actualizado
18/01/2013
Compartir