Ecumenismo también es justicia y paz

cartel de la Semana de Oración por la Unidad 2013

Comienza la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2013

acto ecuménico del Consejo Mundial de Iglesias

Acto ecuménico del Consejo Mundial de Iglesias en Edimburgo en 2010

FRAN OTERO | Apenas acaba de comenzar la Semana de Oración para la Unidad de los Cristianos (18-25 de enero), que dará ocasión, por toda la geografía española, a celebraciones en las que se pondrá de manifiesto el deseo de unidad. Para tener presentes estas intenciones durante los ocho días, la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha puesto a disposición de todos una serie de materiales ad hoc que han realizado para todo el mundo un grupo de la India, en su mayoría vinculados a distintas Iglesias y comunidades cristianas.

Unos materiales en los que se hace hincapié en la discriminación que sufren los cristianos dalits en este país asiático y que ponen de manifiesto, tal y como explican los obispos de la Comisión de Relaciones Interconfesionales de la CEE en su mensaje, que con estas experiencias “descubrimos más claramente cómo la búsqueda de la unidad visible de todos los cristianos no se puede disociar del compromiso por la justicia y la superación de las heridas del pasado, de lo que se ha venido a llamar la purificación de la memoria”.

En este sentido, los obispos manifiestan su cercanía a los muchos cristianos que por causa de su fe sufre persecución y discriminación. “¡Que la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos 2013, junto a impulsar a todos cristianos hacia la unidad visible tan deseada por el Señor, nos lleve también a hacernos solidarios con el sufrimiento de muchos hermanos nuestros en la fe y con sus anhelos de libertad y de justicia!”, escriben.

No se olvidan tampoco de la situación social y económica en nuestro país, y recuerdan que tanto la crisis como la pobreza son desafíos que atañen a todas las Iglesias cristianas. De hecho, citan el mensaje final aprobado por el III Fórum Católico-Ortodoxo del pasado mes de junio, celebrado en Lisboa, y que incidía en la necesidad de dar sentido a la actividad económica partiendo de una visión integral de la persona humana y su dignidad.

cartel de la Semana de Oración por la Unidad 2013

Cartel de la Semana por la Unidad 2013

Estas cuestiones, como apuntan los prelados, enlazan muy bien con el tema de la X Asamblea del Consejo Mundial de las Iglesias, que tendrá lugar en Busan (Corea del Sur) en octubre, bajo el lema Dios de la vida, condúcenos a la justicia y a la paz.

En otro orden de cosas, el mensaje episcopal rememora el “importante y arriesgado” viaje de Benedicto XVI al Líbano, en septiembre, con motivo de la firma y publicación de la exhortación apostólica Ecclesia in Medio Oriente, que tiene una importante vertiente ecuménica. Así, recuerdan la insistencia del Papa en que la unidad de los cristianos es muy importante para reforzar “la credibilidad del anuncio del Evangelio y del testimonio cristiano”, y que esta surge “de la oración perseverante y la conversión, que hace vivir a cada uno según la verdad y en la caridad”.

Por ello, los obispos animan a las parroquias y comunidades a celebrar la Semana con los materiales propuestos y recuerdan que “la unidad ecuménica no es ni confusión, ni uniformidad de las tradiciones y las celebraciones, y el camino para llegar a ella es haciendo nuestra la oración de Jesús al Padre de que seamos uno”.

“La oración es la meta”

Tras afirmar que “la unidad es la meta, la oración el camino”, frase de Julián García Hernando, director durante muchos años del Secretariado de Relaciones Interconfesionales de la CEE y fundador de las Misioneras de la Unidad, añaden: “Junto al ecumenismo diaconal en el campo de la educación y la caridad, y a la implicación común en los grandes temas que atañen a la humanidad, como la verdad del ser humano, la paz, la familia, y junto también al cometido de los teólogos, el compromiso de todos los cristianos por la unidad se ejerce de una forma eminente a través de la oración”.

Finalmente, subrayan que esta semana tiene de fondo la celebración del Año de la fe convocado por el Papa y el 50º aniversario del Concilio Vaticano II. Sobre este último acontecimiento, invitan a retomar aquellos textos que han sido tan importantes para el ecumenismo y el diálogo interreligioso como Lumen gentium, Unitatis Redintegratio o Nostra Aetate.

En el nº 2.832 de Vida Nueva.

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
18/01/2013
Compartir