Terrassa estrena centro de orientación familiar

obispo Josep Angel Saiz Meneses con miembros COF Terrasa

Es una acción prevista en el Plan Pastoral Diocesano 2010-2013

obispo Josep Angel Saiz Meneses con miembros COF Terrasa

El obispo Saiz Meneses con algunos miembros del COF

J. FANDIÑO | El 7 de enero se puso en marcha oficialmente el Centro de Orientación Familiar Nuestra Señora de la Salud (COF) de la Diócesis de Terrassa (Barcelona), una iniciativa que ha nacido como respuesta al Plan Pastoral Diocesano 2010-2013 y que ofrecerá a las familias un servicio especializado de atención en todas sus dimensiones: humana, moral, afectiva, espiritual y relacional. Además, también lleva a cabo labores de prevención, orientación, asesoramiento y formación permanente de la vida conyugal y familiar.

Este centro, que fue constituido oficialmente en una reunión el pasado 18 de diciembre por el obispo Josep Àngel Saiz Meneses, está compuesto por tres áreas: la atención integral y asistencial a familias (convivencia, separación, duelo, etc); el servicio y la acogida a la vida (embarazos y acompañamiento); y prevención y formación (cursos de educación afectivo-sexual y sobre métodos naturales, escuela de padres, etc.).

Está formado por 25 voluntarios especialistas en diversas materias (médicos, psicólogos, enfermeros, etc.), junto con el delegado episcopal y los coordinadores de la delegación.

Un nuevo servicio con el que el Obispado de Terrassa pretende ser útil a las familias cristianas y ofrecerles herramientas para vivir el día a día. Y es que en las familias –y por eso hay que cuidarlas– tiene la Iglesia su futuro.

Esta preocupación que sobre esta institución pone de manifiesto el obispado catalán ahora con este centro ya la había manifestado su obispo a través de una carta en la que señalaba la importancia de la familia en la transmisión de la fe: “La familia cristiana, descrita por el Concilio Vaticano II como una ‘Iglesia doméstica’, es la primera escuela de la fe. No cedamos ante la secularización del clima familiar. No prescindamos de los signos cristianos en el hogar. No olvidemos aquellas plegarias sencillas que las madres y los padres han de enseñar a sus hijos y rezar con ellos. La fe que se ha vivido en las rodillas de las madres permanece como un poso en el alma para toda la vida”.

Jornada en Girona

También sobre la cuestión de la familia está trabajando el Obispado de Girona, que celebrará el próximo 24 de febrero la segunda edición de la Jornada de la Familia tras el éxito del pasado año, en la que participaron más de 400 personas.

Esta edición tendrá como lema Ver y comunicar la fe y contará con una conferencia del P. Enric Puig, con talleres de diálogo sobre la dificultad de transmitir la fe a los hijos por franjas de edad, una Eucaristía presidida por el obispo, Francesc Pardo, y alguna que otra actividad sorpresa.

En el nº 2.831 de Vida Nueva.

Actualizado
11/01/2013
Compartir