Infancia Misionera, un corazón universal

dibujos del concurso de la Infancia Misionera 2013

En 2013 se cumple el 170º aniversario de su fundación

dibujos del concurso de la Infancia Misionera 2013

Los tres dibujos ganadores del Concurso de la Infancia Misionera

FRAN OTERO. Fotos: OMP | Hace 170 años, el obispo francés Charles-Auguste Forbin tuvo la clarividencia para instituir la Infancia Misionera conmovido por las noticias que los misioneros le traían de Asia. Pensó que era buena idea implicar a niños en ayudar a otros niños. A España llegaría casi diez años después, un retraso que no impide que hoy nuestro país sea el que más fondos aporta a este fin, fruto de la generosidad de tantos niños.

Y además de un aniversario, en 2013 se cierra un ciclo de cinco años en el que se ha intentado poner de manifiesto y vivir la experiencia de la universalidad. Comenzó en 2009 con los niños de Asia, y tras pasar por África, Oceanía y América, concluye en el Viejo Continente. Con los niños de Europa… acogemos a todos como Jesús es el lema de una jornada que tendrá ocasión el próximo 27 de enero.

“Este año es el final de un recorrido por todos los continentes. La última etapa es Europa. Cada año, hemos intentado alcanzar, con los niños, estas etapas: Buscar a Jesús (Asia); Encontrar a Jesús (África); Seguir a Jesús (Oceanía) y Hablar de Jesús (América). Se trata, en definitiva, de sensibilizar a los niños para que estén dispuestos a acoger a todos, sin distinción de raza, lengua o religión. Un corazón universal”, afirma Anastasio Gil, director nacional de Obras Misionales Pontificias (OMP).

Los objetivos de este año se centran en ayudar a los educadores a desarrollar, en la formación cristiana de los niños, la dimensión misionera universal, a suscitar en ellos el deseo de compartir con otros niños, a través la oración y la ayuda económica, “la alegría de ser misioneros de Jesús”; y a colaborar con otros pequeños “para ayudar a aquellos que más lo necesiten en cualquier parte del mundo”.

Para lograrlo son muchas las actividades y acciones programadas. Destacan la Hucha del compartir, que los niños intentan llenar durante las Navidades y el mes de enero y que se entregará al final de la campaña a cada delegación diocesana; o el Concurso de Dibujo, en el que han participado niños de toda España con el tema Los niños ayudan a los niños –espíritu de la Infancia Misionera–, y cuyos ganadores fueron recibidos el pasado 9 de enero por los Príncipes de Asturias en el Palacio de la Zarzuela.

Además, se han editado dos DVD: uno de dibujos animados, que muestra en dos minutos cómo la alegría pasa por compartir, y otro titulado Jesús, tierra de todos, en el que se desvela una bonita historia real de la acogida de un niño que llega a España en una patera y termina integrándose en la Infancia Misionera.

A estos materiales se unen las tradicionales catequesis y recursos pedagógicos y los encuentros que, en muchas diócesis, se celebra a lo largo del año para implicar a los más pequeños en este compromiso misionero de ser solidario con otros niños.

En el nº 2.831 de Vida Nueva.

Actualizado
11/01/2013
Compartir