Ante los desahucios: un hogar llamado Iglesia

Numerosas iniciativas diocesanas se vuelcan con miles de víctimas

Joan Piris obispo de Lleida con miembros Plataforma Afectados Hipotecas

El obispo Piris reunido con la Plataforma de Afectados por las Hipotecas

VICENTE L. GARCÍA | El incremento de los desahucios y sus terribles consecuencias en todo el país (2012 se cerró con alrededor de 180.000 nuevos casos, que hacen un total de unos 400.000 desde 2008) está movilizando a sectores de la Iglesia para demandar, dentro y fuera, más hechos que palabras.

Un caso muy significativo fue protagonizado, a finales del pasado año, por el Foro de Curas de Bizkaia, que pidió a su obispo dar “un paso más ante la urgencia de los desahucios”.

Mario Iceta, quien instó “a la administración y a las instituciones a que, con máxima urgencia, arbitren los mecanismos necesarios para evitar estas situaciones injustas”, ofreció además los datos de la labor que, desde hace años, ya se viene realizando en la diócesis bilbaína con relación a este problema. Así, se dio a conocer que la diócesis cuenta con 460 viviendas, de las que 138 (el 30%) están dedicadas a familias que necesitan ayuda.

También forma parte de esta ola solidaria el Foro de Curas de Madrid, que apoya la Iniciativa Legislativa Popular que se ha organizado para demandar la paralización de los desahucios. Entre los colectivos a los que reconocen y agradecen formar parte de lo que es una labor de muchos, están “personas del 15-M, asociaciones de vecinos, sindicatos o parroquias. Constituye un signo de esperanza el que, a pesar de la cultura individualista e insolidaria en la que se nos pretende educar, todavía haya sectores sociales que no han renunciado a la dignidad de ciudadanos responsables y solidarios”.

Puertas abiertas

Quedarse sin techo es una realidad compleja. Sonia Oleo, responsable de los programas de Personas sin Hogar y Vivienda de Cáritas Española, contextualiza el desahucio y sus caras: “Tradicionalmente, el concepto de persona sin hogar lo manteníamos con la gente que vivía en la calle; ahora se ha extendido a todo el que tiene problemas con la vivienda”.

Diversos prelados se han pronunciado en contra de la política de desahucios y reclaman una solución urgente. El arzobispo castrense, Juan del Río, lo ha hecho de un modo contundente: “La Iglesia no cierra las puertas a las familias desahuciadas”.

Las iniciativas de Barcelona, Valencia, Lleidas y otras apoyadas por las Cáritas diocesanas, así como otros pronunciamientos episcopales y el testimonio de una víctima, en el reportaje completo, disponible solo para suscriptores.

Ante los desahucios: un hogar llamado Iglesia [íntegro]

En el nº 2.831 en Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
11/01/2013
Compartir