La Iglesia no se quiere quedar atrás en Internet

portada Vida Nueva Catalunya enero 2013

‘Vida Nueva Catalunya’ dedica el número de enero a la pastoral en el ámbito digital

portada Vida Nueva Catalunya enero 2013

JORDI LLISTERRI | “Queremos llegar más a la gente y queremos escuchar más a la gente”. Así explicaba Lluís Martínez Sistach, uno de los ocho cardenales con Twitter que hay en el mundo, su presencia en las redes sociales. Pero reconocía la dificultad para seguir el ritmo y la inmediatez. Hablar y dialogar en la red todavía cuesta en los ámbitos eclesiales. Ya no es suficiente con tener una web abierta o una cuenta en las redes sociales. Hay que seguirlas y dedicarles tiempo.

De todas formas, la voluntad de hacerse oír entre el ruido del mundo digital está dando frutos. Lo constata la panorámica de la presencia de la comunicación de las entidades eclesiales de Cataluña que se presentan en el número de enero del suplemento Vida Nueva Catalunya.

Nadie quiere quedarse fuera, y algunas instituciones se lanzan a experiencias punteras. Por ejemplo, debe de haber en el mundo pocos monasterios cuyos oficios puedan seguirse en directo a través de Internet, como ya se hace en Montserrat.

Nuevos instrumentos que, sobre todo, son una nueva oportunidad para decir alguna cosa que ayude a encontrar sentido a la gente de hoy. Esperando el día en que deje de ser noticia que la Iglesia incorpora en su práctica comunicativa un nuevo avance tecnológico.retransmisión de una misa a través de internet en un ordenador

La importancia de estar en el ámbito digital

Este número de Vida Nueva Catalunya se abre con un amplio reportaje con ejemplos de varias iniciativas, como la del Full Dominical de la Archidiócesis de Barcelona, que está acometiendo una ambiciosa remodelación de su página web y que, además, es una de las primeras publicaciones del mundo en incorporar la realidad aumentada (AR) a las fotografías impresas.

“La información pasa por el ámbito digital. No hay nada que se entienda si no es en el ámbito digital”, responde, por su parte, Cristina Orduña, delegada de Medios del Obispado de Urgell, cuya web es bastante activa.

Las iniciativas diocesanas se suman a las puestas en marcha por numerosas congregaciones religiosas: salesianos, jesuitas, escolapios, claretianos, La Salle, capuchinos, etc., así como otras instituciones de gran calado en Cataluña.

El número se completa con una entrevista a Ramón Ollé, delegado de Medios de Comunicación Social del Arzobispado de Barcelona, y un artículo de opinión de Miriam Diez Bosch, directora del Observatorio de Comunicación, Religión y Cultura de la Facultad de Comunicación Blanquerna, Comunicarse es una dimensión natural en la Iglesia.

‘Vida Nueva Catalunya’ es un suplemento mensual de la revista Vida Nueva. Pretende aportar un análisis de la realidad eclesial y religiosa de Cataluña y especificar, de este modo, el compromiso del semanario por ser una voz evangélica, propositiva y eclesial, en la línea del Concilio Vaticano II.

Los suscriptores de Vida Nueva que viven en Cataluña reciben, una vez todos los meses, de manera conjunta con la revista, este suplemento de ocho páginas. El número de enero se distribuye desde el jueves 3 (VN, nº 2.830).

Gener 2013 – Parlar entre el soroll digital (PDF solo suscriptores)

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
08/01/2013
Compartir