La cooperación internacional, en peligro

Cáritas denuncia el “dramático recorte” en los Presupuestos Generales del Estado

soldados polacos descargando de un avión ayuda humanitaria enviada por Cáritas

FRAN OTERO | Cáritas Española advierte de los ajustes en cooperación internacional: “Este dramático recorte pone en peligro el sistema de cooperación actual y evidencia la falta de asunción de dichas acciones como públicas de las administraciones locales, provinciales, autonómicas y estatales. Además, hace que nos centremos en una discusión dura y cuantitativa en el plano económico, que nos aleja de lograr un cambio cualitativo en la cooperación internacional”.

Y es que, tal y como aparece en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2013 y denuncia Cáritas, la Ayuda Oficial al Desarrollo (AOD) desciende en 1.632 millones respecto a 2012, o lo que es lo mismo, una reducción del 45%. Teniendo en cuenta también los ajustes realizados por otras administraciones, esta institución eclesial calcula que la AOD se encuentra en niveles inferiores a los de 2005.

Además, de la partida dedicada por el Gobierno a este fin, solo el 45% lo gestionaría el ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, quedando el resto en manos de los ministerios de Hacienda y Economía, que persiguen, afirma Cáritas, “objetivos que no siempre sitúan a las personas como prioridad frente a mercados o intereses económicos”.

Reducida capacidad de las ONG

Por otra parte, Cáritas Española lamenta que en el actual escenario las organizaciones no gubernamentales que impulsan el desarrollo a través de los proyectos internacionales y de sensibilización complementarios a la cooperación oficial española “verán muy reducida su capacidad de acción, al tiempo que toda la sociedad perderá la oportunidad de construir la visión de que un mundo más justo es posible”.

“Estas organizaciones no pueden limitarse a ser meros ejecutores de partidas presupuestarias residuales, porque son actores clave de las políticas de desarrollo a la que han dedicado buenos esfuerzos para mejorar, año tras año, su diseño, fomentando la participación activa de la sociedad civil y fortaleciendo el propio Estado democrático”.

De hecho, y al hilo de esta última afirmación, la institución eclesial sostiene que con los derechos de las sociedades de los países del Sur garantizados, “se garantizan también el equilibrio social y político de nuestros países, de las libertades aquí y allá, que tanto se proclaman desde los países desarrollados”.

El comunicado completo de Cáritas, sus propuestas, demandas y compromisos, así como las cifras del dinero aportado por la entidad eclesial y un ejemplo de una experencia de cooperación internacional en Etiopía, en el artículo completo, disponible solo para suscriptores.

La cooperación internacional, en peligro [íntegro]

En el nº 2.830 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
04/01/2013
Compartir