Acoger a inmigrantes irregulares puede ser delito

joven voluntaria acoge a inmigrantes recién llegados en patera

F. OTERO | Es el grito y, a la vez, el nombre de la plataforma que, por segunda vez, lanzan un grupo de ciudadanos, la mitad de ellos vinculados al centro jesuita Pueblos Unidos, de atención a inmigrantes, para tratar de evitar que salga adelante la reforma del Código Penal planteada por el Gobierno, que criminaliza a las personas que acogen a inmigrantes en situación de irregularidad.

Así comienzan su exposición: “Somos un grupo de personas que durante años hemos acogido en nuestras casas a personas ‘sin papeles’ que llegaban a España buscando un futuro mejor. Si se aprueba la reforma del Código Penal que ha propuesto el Gobierno, nos convertiremos en criminales. Hasta dos años de cárcel nos pueden caer por comportarnos humanamente con quien lo necesita”.

En este sentido, denuncian que la reforma del Ejecutivo presidido por Mariano Rajoy establece que “las personas o instituciones que apoyen, ayuden o acojan en sus domicilios de forma altruista a las personas extranjeras en situación irregular que transiten por España serán considerados criminales: detenidas, juzgadas y, en su caso, condenadas a hasta dos años de cárcel”. También serán sometidos a la ley aquellos que, conociendo la irregularidad, les ayuden con el alquiler de una habitación o le ofrezcan un menú del día.

Por tanto, tal y como denuncia esta plataforma, integrada por ciudadanos vinculados de una u otra manera a la Iglesia, el anteproyecto de reforma del Código Penal “iguala conductas ilícitas e inmorales, como la trata de seres humanos y los abusos sobre las personas migrantes, con prácticas humanitarias de solidaridad, hospitalidad y asistencia”.

Por todo ello, piden a los ciudadanos que suscriban el manifiesto en change.org/salvemoslahospitalidad, que se dirigirá, cuando alcance las 10.000 firmas, al ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. Hasta el momento, hay registradas 8.525.

Entre los promotores de la iniciativa se encuentran los profesores José Luis Segovia y Daniel Izuzquiza, el magistrado Andrés Martínez Arrieta, la religiosa Brígida Moreta, el artista Siro López o el sacerdote Severino Lázaro.

En el nº 2.830 de Vida Nueva.

Actualizado
04/01/2013
Compartir