Muere Ignacio IV Hazim, patriarca greco-ortodoxo de Oriente

Ignacio IV Hazim patriarca greco-ortodoxo Oriente fallecido 2012

Ignacio IV Hazim patriarca greco-ortodoxo Oriente fallecido 2012

M. Á. MALAVIA | Su Beatitud Ignacio IV Hazim, patriarca greco-ortodoxo de Antioquía y de todo Oriente, falleció el pasado 5 de diciembre, en Beirut, a los 92 años. El arzobispo llevaba algo más de tres décadas como máximo representante del único patriarcado árabe y, en el último año y medio, había sido muy significativo su apoyo al presidente sirio, Bashar al-Assad, cuyo país está inmerso en plena guerra civil desde el estallido de la primavera árabe. De hecho, su funeral tuvo lugar en la catedral de Damasco, entre fuertes medidas de seguridad.

Benedicto XVI ha mostrado sus condolencias por su fallecimiento y, en un mensaje remitido al metropolitano Spyridon de Heliopolis, ha recordado que, “durante su larga vida al servicio del Evangelio, el difunto patriarca dio un claro testimonio de la fe y de la caridad, trabajando con dedicación por la elevación espiritual de la grey que se le había confiado y por la gran causa de la reconciliación y la paz entre los hombres”. El Papa, valorando ese talante, da “gracias al Señor por su contribución positiva y eficaz al proceso de acercamiento entre nuestras dos Iglesias”.

En representación de la comunidad católica de la región, reunida por esas fechas en Harissa (Túnez) para la segunda Asamblea de Patriarcas y Obispos Católicos de Oriente Medio, se manifestó Su Beatitud Bechara Boutros Rai, patriarca de Antioquía de los maronitas y creado cardenal en el último consistorio. Entre otros aspectos, el neopurpurado destacó la “gran sabiduría y dedicación” con la que el patriarca Ignacio IV Hazim lideró a su Iglesia en este complejo período histórico.

Su posible sucesor, que será elegido en los próximos días, tendrá como una de sus principales misiones fijar una posición de cara al conflicto que, desde hace muchos meses, consume Siria y pone en entredicho a la minoría cristiana, que representa menos de una décima parte de la población.

En el nº 2.828 de Vida Nueva.

Actualizado
13/12/2012
Compartir