CEE: “La Religión debe ser equiparable a las asignaturas fundamentales”

F. OTERO | En el marco de la presentación de dos nuevas ediciones de la Sagrada Biblia. Versión Oficial de la Conferencia Episcopal Española y preguntado sobre el anteproyecto de Ley de Educación presentado por el Gobierno, el portavoz del Episcopado añadió una voz más al debate sobre la clase de Religión y recordó que esta es un derecho de los padres, y que, tal y como se ha estipulado en los Acuerdos entre la Santa Sede y el Estado español, debe ser “equiparable a las asignaturas fundamentales”.

Según afirmó, este derecho “está incluso recogido en la Constitución, y un Estado democrático tiene que facilitar su ejercicio efectivo”. “Nosotros esperamos que lo que no estaba plenamente facilitado en la legislación vigente, en las nuevas leyes educativas sea realmente facilitado”, añadió.

Sobre la equiparación de la asignatura, que es optativa, a las fundamentales dijo que es al Estado a quien corresponde garantizar que la Religión “sea una asignatura que quienes la solicitan libremente puedan tener la garantía de que es una asignatura seriamente impartida, cuyo curso no perjudique a nadie, ni a los que la eligen ni a los que no la eligen”.

El mismo día en que se manifestaba el Episcopado –para el que, como se desprende de sus declaraciones, la consideración de la Religión en la reforma sería insuficiente–, el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, afirmaba que si este borrador sale adelante y el PP “rompe el consenso”, defenderá que la asignatura de Religión salga del currículum de la escuela y, por tanto, no se imparta en horario escolar, tal y como sucede en Francia.

“Creía que habíamos alcanzado un consenso sobre Religión y su alternativa hasta que leí el último borrador del ministro Wert, que, más que como un toro, se ha comportado como un monaguillo obediente”, dijo el dirigente del PSOE.

En el nº 2.828 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
13/12/2012
Compartir