La asignatura de Religión se refuerza

En la reforma educativa, el Gobierno prevé que sea obligatoria con una alternativa

José Ignacio Wert reunión con representantes educación

El ministro Wert en una reunión con representantes del ámbito educativo

La asignatura de Religión se refuerza [extracto]

FRAN OTERO | Parece que al final, la Conferencia Episcopal Española (CEE) va a ver satisfechas algunas de sus demandas en la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), y la Religión ocupará el lugar que reclamaban dentro del sistema educativo.

Y es que, tal y como queda expuesto en el borrador del anteproyecto, que se acerca mucho a lo que el Gobierno presentará en las Cortes en los próximos meses, la asignatura de Religión sale reforzada, pues, a diferencia de lo que ocurría hasta ahora, será obligatoria, con opción, para los que no la quieran cursar, de elegir una alternativa que se llamará Valores Culturales y Sociales, en Primaria, y Valores Éticos, en Secundaria.

En concreto, el proyecto del Ejecutivo incluye la Religión, o su alternativa, dentro del bloque de asignaturas específicas, que se deben cursar de modo obligatorio en cada uno de los cursos de Primaria y Secundaria, en el que también se encuadra la Educación Física.

Las cosas cambian en Bachillerato, ya que, en este período educativo, la Religión será una asignatura optativa entre muchas –de entre las que los alumnos tendrán que elegir dos o tres– y dependerá de “la regulación y de la programación de la oferta educativa que establezca cada administración educativa y de la oferta de los centros docentes”.

Otra de las novedades que aporta esta reforma educativa es la desaparición de la asignatura de Educación para la Ciudadanía, como ya había avanzado el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, aunque tampoco habrá Educación Cívica y Constitucional, planteada en su momento para sustituirla.

Ante estas dos medidas concretas planteadas por el Ministerio de Educación, la CEE ha rehusado hacer valoraciones hasta que no conozca el proyecto definitivo.

Sí las han aprobado organizaciones como Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG) y Concapa, a diferencia del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, que acusa al Gobierno de “equiparar la Religión con la Constitución” al plantear una elección entre la primera y la asignatura de Valores Culturales y Sociales o Valores Éticos, en función de la etapa.

“Lagunas notables”

Ya a nivel general, Escuelas Católicas ha emitido una nota, al conocer el borrador, en la que pide al Gobierno mayor claridad en la definición de las propuestas, así como más tiempo porque, “aun con avances, el texto presenta lagunas notables”. “Escuelas Católicas en una primera valoración del nuevo borrador del anteproyecto de la LOMCE, y a la espera de hacer una análisis más detallado, considera que el texto presenta mayor complejidad y da lugar a distintas interpretaciones, por lo que exige al Ministerio de Educación que, antes de su aprobación, defina con claridad las medidas planteadas”, explica.

Del mismo modo, valora de un modo positivo que se pretenda potenciar la autonomía pedagógica de los centros, pero lamenta que “el texto establezca un complejo y confuso reparto de competencias entre la Administración y los centros, y una regulación que no hace distinción entre lo específico de los centros públicos y de los centros concertados”.

También sostiene que la ordenación académica que establece esta segunda versión del borrador de anteproyecto implica “una mayor complejidad estructural”, y, por ello, teme que todos los centros no puedan implantar y ofertar las asignatura sy modalidades.

Finalmente, echa en falta que la libertad de enseñanza no aparezca claramente como uno de los ejes vertebradores de la ley, así como una mayor claridad en dos puntos básicos: el derecho al concierto y la programación de la enseñanza en función de la demanda social.

En definitiva, Escuelas Católicas pide más claridad y que se sigan escuchando las demandas de todos aquellos que tienen algo que aportar a este borrador que no llegará al Congreso, como proyecto, antes del próximo mes de febrero.

En el nº 2.827 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
07/12/2012
Compartir