Luis A. Tagle: “Cuando la fe se hace muy conceptual, algo se muere”

Cardenal Arzobispo de Manila

Luis Antonio Tagle cardenal arzobispo de Manilax

DARÍO MENOR | En el consistorio del 24 de noviembre fue creado cardenal el filipino Luis Antonio Tagle, arzobispo de Manila. Con sus 55 años, Chito Tagle, como le llaman sus fieles, entre los que goza de una enorme popularidad, es uno de los miembros más jóvenes del Colegio Cardenalicio. Alaba la forma “cálida y social” de vivir la religión en Filipinas y advierte de que cuando la fe se hace “demasiado conceptual”, hay algo que “se pierde”.

– ¿Le supuso una sorpresa la decisión del Papa de crearle cardenal?

– Sí. Además, su decisión se anunció en mitad del Sínodo; nadie podía esperársela. Para mí es un orgullo y una muestra de reconocimiento en la Iglesia de Filipinas. Al mismo tiempo, me asusta un poco por la gran responsabilidad que significa. El Papa nos explicó que este consistorio es una continuación del que se celebró el pasado febrero. En este caso somos representantes de fuera de Europa y de fuera de la Curia romana. Venimos de zonas del mundo que antes eran terreno de misión, pero que hoy, sin embargo, envían sacerdotes a Europa y a Occidente. Esto ocurre hoy con Filipinas.

– ¿Qué puede aprender el resto de la Iglesia universal de Filipinas?

– Alrededor del 80% de los filipinos son católicos. Es un caso poco común en Asia. La Iglesia está muy presente en la sociedad. En Filipinas hay una fuerte religiosidad popular. La gente se siente muy unida a la religión católica y la tiene muy presente en todos los aspectos de su vida. Es una forma de vivir el catolicismo muy cálida y social. Cuando la fe se hace demasiado conceptual, se pierde algo, hay algo que muere. Llega un momento en que solo te entienden en un nivel intelectual muy alto, pero no la gente común. Esto no quiere decir que la religiosidad popular no tenga problemas. Quien vive el catolicismo de esta manera, necesita purificarse y reforzar su fe, pero tiene una buena disposición hacia ella.

“En Filipinas, la Iglesia está muy presente
en la sociedad; la gente se siente
muy unida a la religión católica y la tiene
muy presente en todos los aspectos de su vida”.

– En Europa, tal vez se haya olvidado esta forma de vivir la religiosidad…

– Sí, puede ser, he percibido esto aquí. No obstante, la experiencia de la fe en Europa es para nosotros muy valiosa. De Europa partió la evangelización que llegó hasta nuestras tierras. Pienso, no obstante, que el mundo occidental puede enriquecerse mucho de la experiencia de las Iglesias de América Latina, África y Asia. Se trata de Iglesias muy vivas. La religiosidad popular es un transmisor de la fe muy potente. En este sentido, la familia es importante. En Filipinas, el sentimiento de familia es aún fuerte.

Entrevista con Luis Antonio Tagle, íntegra solo para suscriptores

En el nº 2.826 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
30/11/2012
Compartir