Henri Teissier: “En las situaciones de tensión es cuando la Iglesia debe estar presente”

Arzobispo emérito de Argel

Henri Teissier arzobispo emérito de Argel

ANTÓNIO MARUJO. Fotos: ANA PAULA/FÁTIMA MISSIONÁRIA | A propósito del reciente viaje del Papa al Líbano, Henri Teissier dice que la Iglesia no debe evitar las situaciones delicadas.

Arzobispo de Argel cuando fueron asesinados los siete monjes de Tibhirine –hecho que narra la película De dioses y hombres–, Teissier es uno de los más importantes expertos en el diálogo islamo-cristiano y cree que la primavera árabe permite esperar la construcción de una sociedad democrática.

El prelado estuvo semanas atrás en Portugal para presentar su libro sobre el P. Christophe Lebreton, uno de los mártires de Tibhirine.

– Cuenta en el libro que el P. Christian de Chergé, prior de Tibhirine, le pidió que hablara a todos los monjes para saber si su decisión era libre. ¿Cómo acompañó los acontecimientos que llevaron a aquella masacre?

– Recibí una sentencia de muerte el 29 de octubre de 1983, firmada por el GIA (Grupo Islámico Armado), declarando que todos los [cristianos] que no se hubiesen ido antes del 1 de diciembre iban a morir. Los monjes no fueron los únicos amenazados: toda la comunidad extranjera, y en particular la cristiana, estaba amenazada. Nos reunimos periódicamente para reflexionar sobre la situación, tomar precauciones, apoyarnos y afirmar la libertad de cada individuo para salir o quedarse. La reflexión se hizo en común. Entre los más decididos, estuvo el P. Christian. Él quería un pequeño núcleo comprometido, que dijera: “Nosotros nos quedamos, pase lo que pase”.

– ¿Se puede hablar de buenos resultados de la primavera árabe?

– Tengo la impresión de que, en Túnez, por ahora, los liberales creen que serán capaces de hacer frente a los islamistas. En la reunión de Estambul [participó en un simposio celebrado en septiembre, invitado por el Gobierno turco, para discutir los cambios recientes en los países árabes y musulmanes], gran parte del debate se centró en las relaciones entre cristianos y musulmanes. Ellos sostienen que las nuevas sociedades deben construirse en conjunto, sobre el respeto de unos a otros. Insisten también en el diálogo entre las diferentes corrientes de cristianos y de musulmanes. Por tanto, podemos esperar que estos cambios que otorgaron la mayoría a los islamistas en Marruecos, Túnez o Egipto promuevan un verdadero diálogo entre las diferentes corrientes.

“Podemos esperar que la primavera árabe
y estos cambios que otorgaron la mayoría
a los islamistas en Marruecos, Túnez o Egipto
promuevan un verdadero diálogo
entre las diferentes corrientes”.

– El Papa ha estado en Líbano. ¿Qué le sugiere este viaje?

– Que en las situaciones de tensión es cuando la Iglesia debe estar presente, aunque asuma riesgos para proclamar su mensaje de paz y respeto mutuo. Si evitamos esas situaciones delicadas, la Iglesia no es fiel a la misión que ha recibido.

Entrevista con Henri Teissier, íntegra solo para suscriptores

En el nº 2.826 de Vida Nueva.

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
30/11/2012
Compartir