El Grup Sant Jordi debate sobre la caridad como sustento de la Iglesia y el mundo

Juan María Laboa en su intervención en el Grup Sant Jordi
Juan María Laboa en su intervención en el Grup Sant Jordi

El sacerdote e historiador Juan María Laboa

JORDI LLISTERRI. BARCELONA | En pleno debate y campaña electoral en Cataluña, el Grup Sant Jordi centró su debate en la caridad, ejercida desde la Iglesia y para todo el mundo. Ahora, han publicado las conclusiones de la jornada de reflexión celebrada el pasado noviembre en Barcelona.

El Grup Sant Jordi asume las principales aportaciones del historiador y sacerdote Juan María Laboa y del hermano de San Juan de Dios y experto en bioética Miguel Martín.

Laboa recordó que, en la historia, los grandes actores del amor de Dios son las personas humildes y anónimas: “Hemos tenido verdaderos mártires de la caridad”. En este sentido, se insiste en que el amor al prójimo no se puede separar de las otras dimensiones de la experiencia creyente, ni de la fe, ni de la verdad.

Del mismo modo, las conclusiones también recuperan la llamada a una mirada compasiva del mundo que formuló el hermano Miguel Martín y del ejercicio de la caridad como el eje fundamental de la nueva evangelización. Una caridad, tal y como sostuvo en su intervención, que no solo sustenta al mundo, sino a la misma Iglesia como correlato de Dios.

Las experiencias concretas de caridad que se presentaron en una mesa redonda –intervinieron José María Aguirre, Victòria Molins, Fernando Sanz, Caterina Verdera y Manel Pousa– resaltaron la gravedad de la situación social. Esto esta llevando a muchos de los que trabajan en primera línea contra la marginación a ofrecer soluciones de urgencia y a no poder dedicarse tanto a la promoción de la persona.

Esta es la octava jornada de debate del Grup Sant Jordi, que promovió el obispo auxiliar de Barcelona Joan Carrera. Fue una de las más concurridas, con 150 asistentes, entre ellos, numerosas personalidades católicas de la sociedad civil. Desde la primera edición, se invita también a representantes de la Iglesia del resto de España. Juan María Laboa definió esta apuesta como una de las iniciativas eclesiales más “transversales y dialogantes”.

En el nº 2.826 de Vida Nueva.

Actualizado
29/11/2012
Compartir