Cáritas acuerda con la Comunidad de Madrid la cesión de viviendas

J. FANDIÑO | Hace poco más de una semana, Cáritas y otras organizaciones sociales lanzaban su campaña anual en favor de las personas sin techo bajo el lema Son derechos, no regalos. Nadie sin hogar. Una acción que cumple 20 años con el objetivo puesto en la defensa del acceso a la protección social de las personas que viven en la calle, “un derecho cada vez más precario que se deteriora al mismo ritmo que aumenta la tasa de riesgo de pobreza en nuestro país, que ha pasado del 19,7% en 2007 al 21,8% en 2011”.

Y junto a la denuncia y a la concienciación social, Cáritas trabaja en soluciones concretas que ayuden a las personas a vivir un poco mejor.

Una buena noticia en este sentido es el acuerdo alcanzado por Cáritas y la Comunidad de Madrid para la cesión temporal de viviendas, destinadas al Programa Social Vivienda Integradora, con el fin de gestionarlas y poder realizar una intervención integral con las familias que tendrán acceso a estas viviendas.

“Ante esta realidad, y pensando siempre en la situación que están padeciendo muchas familias por falta de una vivienda, Cáritas Madrid quiere hacer un esfuerzo y aportar la solidaridad y los recursos necesarios para que estas familias, que ante la falta de una red social o familiar están pasando por circunstancias difíciles y complejas, puedan contar con nuestro apoyo y encontrar un hogar transitorio en el que desarrollar su autonomía familiar”, se puede leer en el comunicado hecho público el pasado 27 de noviembre por este organismo eclesial.

Dada la situación existente en España, y en concreto en la región, Cáritas Madrid se ha mostrado sensible a esta situación y ha querido actuar promoviendo una red de apoyo destinada a ofrecer recursos de asesoramiento técnico y residencial que den respuesta a situaciones complejas de vivienda en las que se encuentran muchas familias.

En el nº 2.826 de Vida Nueva.

Actualizado
29/11/2012
Compartir