El Vaticano felicita a Justin Welby por su nombramiento como nuevo arzobispo de Canterbury

Justin Welby, arzobispo de Canterbury y primado de la Comunión Anglicana

El cardenal Kurt Koch señala la importancia del diálogo ecuménico con los anglicanos


MARÍA GÓMEZ | El obispo anglicano de Durham, Justin Welby, ha sido elegido nuevo arzobispo de Canterbury y primado de la Comunión Anglicana, un cargo que le sorprende pero le emociona. El Vaticano ha sido una de las primeras instituciones en felicitarle, deseándole que trabaje activamente por seguir reforzando los lazos de amistad y colaboración entre anglicanos y católicos, una relaciones que suponen “una parte enormemente importante del ecumenismo”.

La designación fue confirmada el viernes 9 de noviembre por la reina Isabel II, en calidad de jefa de la Iglesia de Inglaterra. El obispo será entronizado en la catedral de Canterbury el 21 de marzo de 2013.

Welby será, así, el 105º arzobispo de Canterbury, sustituyendo a Rowan Williams, quien, después de diez años en el cargo, anunció principios de 2012 que lo dejaría en diciembre para dedicarse a la enseñanza en la Universidad de Cambridge.

En una rueda de prensa celebrada el propio viernes en el Palacio de Lambeth, sede del Arzobispado de Canterbury en Londres, Williams aseguró que está “encantado con el nombramiento” de su sucesor, con quien ha trabajado en varias ocasiones.

“Tiene una serie de cualidades extraordinarias y es una persona con elegancia, paciencia, sabiduría y humor –describió Williams–. Traerá a esta sede una rica experiencia pastoral y el sentido de las prioridades internacionales para la iglesia y el mundo. Le deseo a él –y a Caroline [su esposa] y su familia– mis bendiciones, y confío en que la Iglesia de Inglaterra y la comunidad anglicana compartan el placer por este nombramiento y le apoyen con amor y oración”, añadió.

Un tiempo de retos difíciles

Por su parte, Welby confesó estar “asombrado y emocionado” por el nombramiento: “Es algo que nunca habría esperado, y las últimas semanas han sido una experiencia muy extraña”.

“Siento un privilegio enorme de ser uno de los responsables del liderazgo de la Iglesia en un un tiempo de hambre espiritual, cuando nuestro trabajo en red en parroquias, iglesias, escuelas y, sobre todo, personas significa que estamos encarando los temas más difíciles en el momento más difícil”.Justin Welby, arzobispo de Canterbury y primado de la Comunión Anglicana

Lazos de amistad con el catolicismo

En su mensaje de felicitación, el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y arzobispo de Westminster, Vincent Nichols, deseó que el nuevo primado se comprometa a reforzar los lazos de amistad y colaboración que existen entre anglicanos y católicos. Una idea en la que ha insistido el Vaticano, por boca del cardenal Kurt Koch. El presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad de los Cristianos ha enviado un mensaje al nuevo primado transmitiéndole sus felicitaciones y las de Benedicto XVI.

Koch ha recordado que las relaciones entre la Iglesia Católica Romana y la Comunión Anglicana son “una parte enormemente importante del ecumenismo”. Y cita los casi 50 años del diálogo teológico que todavía hoy “sigue buscando una comprensión más profunda de la gran herencia compartida entre anglicanos y católicos, y de los puntos de convergencia que todavía son obstáculo para una comunión eclesial plenamente restablecida”.

“La relación entre los papas y los arzobispos de Canterbury que se han sucedido han estado caracterizadas por numerosos encuentros”, en los cuales se ha manifestado “una intensa amistad espiritual y humana” y “una preocupación compartida por nuestro testimonio del Evangelio y nuestro servicio a la familia humana”, añade el cardenal, deseando al nuevo primado que “seguro que estas excelentes relaciones continuarán dando fruto”.

De ejecutivo del petróleo a obispo

Justin Welby nació en Londres en 1956 t estudió Derecho y en Historia en el Trinity College de Cambridge. Durante 11 años, trabajó en París y en Londres como ejecutivo en la industria petrolera. Su vida dio un giro en 1983, cuando perdió a su hija de siete meses en un accidente de tráfico, y seis años después, entró en el clero.

Tras realizar sus estudios de Teología en Durham, fue ordenado diácono en 1992 y durante 15 años trabajó en la Diócesis de Coventry, desempeñando diversos cargos pastorales. En 2007 fue nombrado deán de Liverpool, y en junio de 2011 fue designado obispo de Durham.

Durante estos 20 años, su ministerio ha combinado la devoción profunda a sus comunidades parroquiales con el trabajo de Iglesia en todo el mundo, sobre todo en zonas de conflicto.

Ha publicado varios artículos sobre ética, finanzas internacionales y reconciliación. Entre otros asuntos, ha señalado en varias ocasiones que el acercamiento católico romano a la Doctrina Social de la Iglesia, desde la Rerum Novarum de León XIII hasta la Caritas in veritate de Benedicto XVI, han influido mucho en su pensamiento social.

En el nº 2.824 de Vida Nueva.

Actualizado
12/11/2012
Compartir