Dios en pantalla grande

Distintas entidades eclesiales impulsan el cine como un aliado para el anuncio cristiano

imagen de la película Maktub

La película ‘Maktub’, Premio ¡Bravo! de Cine 2012

ÁLVARO REAL | Las Semanas de Cine Espiritual, Signis, Cinemanet o el Centro Universitario Villanueva, junto a algunas delegaciones diocesanas, son instituciones que trabajan a diario por evangelizar el cine y por que lo cinematográfico se convierta en plasmación de lo cristiano. “Este es un momento donde hacen falta relatos de verdad que alienten la ilusión por vivir. Tenemos que apostar por el cine espiritual y abrirle ventanas y pantallas para que se pueda ver”.

Con estas palabras, Peio Sánchez, sacerdote y director del Departamento de Cine del Arzobispado de Barcelona, invita a participar en la IX Semana de Cine Espiritual, de la que también es director, y que se celebra del 10 al 20 de noviembre.

La Semana, promovida en gran parte por Signis (asociación católica de comunicación presente en 140 países), se divide en dos apartados. La dedicada a los jóvenes y a los centros educativos, con una asistencia prevista de 140.000 jóvenes, y la Muestra de Cine Espiritual, abierta a todo el que quiera acudir. Este año se presentan 10 películas, que se podrán ver también en facultades de Comunicación, en centros comerciales o en la Filmoteca de Cataluña.

Como explica Peio Sánchez, el lema de la presente edición, Creer en el cine, muestra que el objetivo de la Semana es que se reconozca “el valor del cine como medio expresivo y comunicativo, pero también la presencia de la fe en el cine”.

Kerigma Awards festival internacional concurso de cortos y spots

Kerigma Awards es un concurso internacional de cortos

Cine y reflexión

Pero no se trata solo de ver buen cine, sino de recuperar elementos que iban unidos a él, como insiste el director de la Semana: “Primero se olvidó la relación entre cine y reflexión, y ahora, debido a la digitalización de las películas y a los ordenadores, se va olvidando su visionado compartido. Queremos recuperar la visión pública que implica el diálogo, añadiendo la reflexión en torno a la película”.

“Nunca hemos tenido acceso a tanto cine –reconoce Sánchez–. Hay películas con muchas posibilidades para que, a través de los relatos que proponen, se pueda acceder a una experiencia de primera evangelización y de anuncio cristiano”.

Pero, para que existan estas jornadas, es necesario antes crear películas. Un Dios prohibido, el nuevo film de Contracorriente Producciones, se rueda en estos momentos en la Diócesis de Ciudad Rodrigo.

Más claves del cine espiritual y ejemplos de diversas actividades promotoras, en el reportaje completo, disponible solo para suscriptores.

Dios en pantalla grande [íntegro]

En el nº 2.823 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
08/11/2012
Compartir