Homenaje a los voluntarios de Cáritas en Cataluña

F. OTERO | El pasado 20 de octubre, Barcelona acogió un encuentro bajo el lema Los voluntarios de Cáritas, portadores de esperanza, que sirvió de homenaje a los más de 9.000 voluntarios que Cáritas tiene repartidos por Cataluña. Un evento al que asistieron unas 4.000 personas y que fue presidido por el cardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, y por el cardenal arzobispo de Tegucigalpa y presidente de Cáritas Internacional, Óscar A. Rodríguez Maradiaga. También estuvieron presentes otros obispos de la comunidad autónoma, así como representantes de la Generalitat.

Durante el acto central, que se celebró en el Fórum de Barcelona, la presidenta de Cáritas Cataluña, Carme Borbonès, recordó que esta entidad eclesial no pretende sustituir la labor de las administraciones, en un momento en el que no pueden dar respuesta a la realidad social actual.

Por su parte, Rodríguez Maradiaga habló del papel del voluntariado, de cómo la labor que la Iglesia hace a través de él permite hacer vivir el Reino de Dios. En su opinión, y en el contexto del Año de la fe, Cáritas ha de proclamar con el servicio y la ayuda a los más necesitados el Amor de Cristo y el compromiso de la Iglesia.

Ya por la tarde, los asistentes participaron de una eucaristía en la Basílica de la Sagrada Familia presidida por el cardenal Rodríguez Maradiaga, donde volvió a recordar la importancia del servicio y la gratuidad, e invitó a los voluntarios a hacerse servidores de los más pobres y humildes.

En el nº 2.821 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
26/10/2012
Compartir