La Iglesia en Cataluña camina al lado del debate soberanista

¿Qué sienten y qué papel juegan los católicos y la jerarquía eclesial?

vista de la Sagrada Familia en Barcelona

JORDI LLISTERRI | La cuestión catalana ha pasado a focalizar toda la atención política desde que, el pasado 11 de septiembre, Barcelona vivió la manifestación más multitudinaria de las últimas décadas para pedir la independencia. Las encuestas recogen una amplia mayoría que pide un referéndum de autodeterminación y un periódico tradicionalmente moderado como La Vanguardia habla sin reparos de “tsumani soberanista”.

En este contexto, “la legitimidad moral de todas las opciones políticas” que afirman los obispos catalanes, parece el planteamiento más extendido entre los sectores eclesiales de Cataluña. También una afirmación coincidente es que los obispos no deben meterse en política, pero las opiniones ya son más diversas cuando se valora la frontera de lo que es y lo que no es meterse en política. Y todos avalan sus argumentos con la Doctrina Social de la Iglesia.

Vida Nueva ha entrevistado al presidente de la Conferencia Episcopal Tarraconense y arzobispo de Tarragona, Jaume Pujol. Sobre la forma política en que debe articularse Cataluña como pueblo y en relación con el resto de España, el arzobispo considera que “nos hallamos ante una cuestión opinable, y una cuestión opinable no debe erigirse en un imperativo moral. Corresponde a la ciudadanía pronunciarse sobre cómo debe ser esa forma política”.

“Una cuestión opinable no debe
erigirse en un imperativo moral.
Corresponde a la ciudadanía pronunciarse
sobre cómo debe ser esa forma política”.

Jaume Pujol, arzobispo presidente de la CET

Pero desde el ámbito ciudadano, la Iglesia es interpelada en este asunto. Así, Jordi Pujol, que fue presidente de la Generalitat durante 23 años y hoy, retirado de la política, sigue siendo uno de los católicos con más proyección pública en Cataluña, pide a la Iglesia un compromiso.

“Espero que, en general, la Iglesia admitirá que el pueblo de Cataluña se exprese –desea Pujol–. No todo el mundo verá bien la independencia, pero que tenga un derecho tan elemental como el de autodeterminarse, espero que sí. Defender el derecho de los ciudadanos de Cataluña a expresarse sobre la independencia encaja perfectamente en la doctrina de la Iglesia“.

“Espero que la Iglesia admitirá
que el pueblo de Cataluña se exprese
sobre la independencia; eso encaja
perfectamente en la doctrina de la Iglesia”.

Jordi Pujol, expresidente de la Generalitat

Junto con estas voces, Vida Nueva ha hablado con sacerdotes, religiosos y laicos relevantes en la sociedad catalana: Josep Ignasi Saranyana, sacerdote del Opus Dei y profesor emérito de la Universidad de Navarra; Daniel Arasa, periodista y profesor de la Universitat Abat Oliba CEU; la biblista Concepció Huerta; Miquel Barbarà, sociólogo y deán de la catedral de Tarragona; Jordi Orobitg, sacerdote de Solsona; Ramon Bassas, militante de Acción Católica Obrera; y Jordi López Camps, ex director general de Asuntos Religiosos de la Generalitat.

Todos ellos enjuician, con sus opiniones, el sentir y el papel de los católicos y de la jerarquía de la Iglesia en Cataluña en el actual debate soberanista.

La Iglesia en Cataluña camina al lado del debate soberanista, íntegro solo para suscriptores

En el nº 2.820 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
19/10/2012
Compartir