Los otros universitarios de Salamanca

El Colegio Mayor Santa María es el hogar de los sacerdotes que estudian en la UPSA

colegio mayor Santa María Salamanca para sacerdotes

ROBERTO RUANO ESTÉVEZ | Existen muchos dichos y refranes populares referidos a la ciudad de Salamanca. Quizás uno de los más conocidos sea aquel de: “El que quiera saber, que vaya a Salamanca”, en clara referencia a su universidad, una de las más importantes e influyentes de toda España. La ciudad de Salamanca y la formación académica e intelectual que allí se imparte sigue conservando ese prurito, un cierto halo de distinción académica. Lo mismo ocurre con la formación intelectual de los sacerdotes, algo esencial para el desarrollo de su vocación.

San Juan de Ávila, que también vino a Salamanca a estudiar leyes, ya tuvo esa intuición en el siglo XVI. Hoy, el diálogo fe-razón-cultura es una prioridad en la vida de la Iglesia, y nuestros obispos son cada vez más conscientes de lo importante que es amueblar bien las cabezas y cuidar el intelecto de sus sacerdotes.

A pesar de la sangría vocacional que padecemos y la falta que hacen los curas en sus diócesis de origen, no son pocos los prelados que prescinden temporalmente de algunos de sus mejores presbíteros para que se reciclen y profundicen en su formación teológica. Una auténtica inversión de futuro que, a la larga, producirá frutos, del ochenta o del ciento por uno. Hoy, Salamanca, una de las ciudades universitarias por excelencia, sigue siendo apuesta segura. Allí se encuentra la Universidad Pontificia (UPSA), bajo titularidad de la Conferencia Episcopal Española (CEE). No hay dudas.

El Colegio Mayor Santa María es uno de los tres colegios mayores que la UPSA posee en Salamanca. Un colegio dedicado exclusivamente a sacerdotes, principalmente, estudiantes de Teología y Derecho Canónico. Su cometido principal es ofrecer un espacio adecuado para el estudio serio y riguroso, para el cultivo de la vida litúrgico-espiritual y para la reflexión compartida sobre las cuestiones de la actualidad social y eclesial.colegio mayor Santa María Salamanca para sacerdotes

El colegio pretende ser el mejor marco posible para que estos sacerdotes jóvenes aprovechen adecuadamente su estancia en Salamanca en los años que dura su formación teológica. Dos o tres años, generalmente.

Torre de Babel

El colegio tiene capacidad para 40 alumnos, aunque en este momento conviven 28 colegiales, de muy distinta procedencia: Plasencia, Santiago de Compostela, León, Guadalajara, Solsona, Santander, Asturias, Mérida-Badajoz…, Polonia, Colombia, República Dominicana, México, Portugal, Brasil, Chile, Honduras y Costa de Marfil.

Dirigiendo y marcando el rumbo de esta increíble torre de Babel, se halla, desde hace nueve años, Jacinto Núñez Regodón, sacerdote diocesano de Plasencia y actual decano de la Facultad de Teología de la UPSA. Él es el principal responsable de que este grupo selecto de curas jóvenes se encuentre con la infraestructura más adecuada para el estudio, la convivencia y la vida espiritual; que no les falte absolutamente de nada durante su estancia en Salamanca. Una responsabilidad y un papel, encomendado por el rector de la UPSA, que le recuerda, en cierto modo, los diez años que estuvo como rector al frente del Seminario diocesano de Plasencia.

El perfil que aquí nos encontramos es el de un sacerdote diocesano joven, con pocos años de ministerio, con una inquietud pastoral grande y que se prepara para dar clases u ocupar algún puesto de responsabilidad en su diócesis. “¡Es el colegio de los futuros cancilleres!”, comentan entre risas y a modo de chiste (que, según parece, suele ser habitual) algunos de los colegiales durante el transcurso de la comida.

En el nº 2.818 de Vida Nueva. Los otros universitarios de Salamanca, íntegro solo para suscriptores

Actualizado
05/10/2012
Compartir