Ignatius Kaigama: “Temo una explosión terrible de violencia entre musulmanes y cristianos”

Presidente de la Conferencia Episcopal de Nigeria

Ignatius Kaigama, arzobispo de Jos, presidente Conferencia Episcopal Nigeria

DARÍO MENOR | Nigeria corre el riesgo de sufrir una guerra civil entre cristianos y musulmanes provocada por el grupo terrorista islamista Boko Haram, que pretende imponer la sharia, la ley islámica, en este país centroafricano. Ignatius Kaigama, arzobispo de Jos y presidente de la Conferencia Episcopal Nigeriana, pide a las autoridades que actúen para evitar el conflicto y denuncia que, por miedo a los atentados, muchos cristianos han dejado de practicar públicamente su fe.

– En Occidente solo se habla de los musulmanes y cristianos nigerianos cuando hay un ataque a una parroquia. ¿Cómo es la convivencia cotidiana?

– La situación es tensa debido a Boko Haram, que no tiene ningún respeto hacia la vida. Se dedican a matar diciendo que actúan en nombre de Dios. Pretenden que todo el mundo se convierta al islam y siga la sharia. Las acciones de Boko Haram han provocado que la gente salga a la calle con miedo, que tema por su vida cuando va a su trabajo, a la escuela o a la iglesia. La atmósfera es de angustia. No sabes quiénes son estos terroristas, ni cuándo ni dónde van a golpear. La gente está preocupada.

– ¿Hay cristianos que exigen venganza contra los musulmanes debido a las matanzas de Boko Haram?

– Los cristianos debemos intentar seguir el ejemplo de Jesús. Hay que optar por el amor, por el respeto. A veces, cuando estos ataques se repiten, provocan rabia y malestar. Las iglesias han sido atacadas muchas veces y muchas personas han sido asesinadas. Ante esta situación, decimos siempre que no hay que dejarse llevar por la ira. Por desgracia, hay personas que están comenzando a reaccionar de forma violenta. Quieren vengarse. Dicen que están masacrando a los cristianos, por lo que hay que responder. Esta respuesta violenta no solo tiene una motivación religiosa. También pelean por razones étnicas o por motivos políticos o económicos. Están sucediendo episodios así, pero no se puede decir que se esté produciendo un levantamiento general de los cristianos contra los musulmanes. Este no es el caso.

Las iglesias han sido atacadas muchas veces y
muchas personas han sido asesinadas,
y algunos comienzan a reaccionar de forma violenta,
quieren vengarse. Nosotros decimos siempre
que no hay que dejarse llevar por la ira.

– ¿Cree que hay peligro de que el conflicto en Nigeria acabe degenerando en una guerra civil?

– Debemos confiar en que las autoridades actúen y pongan fin a los ataques terroristas de Boko Haram. Si no lo hacen y los ataques continúan repitiéndose, habrá una explosión terrible de violencia y el conflicto puede alcanzar una dimensión nacional y enfrentar a los musulmanes con los cristianos. Un conflicto entre el norte y el sur de Nigeria no será bueno. Esperemos que el Gobierno haga algo de inmediato para atajar este problema.

– ¿Cómo era la convivencia entre musulmanes y cristianos en Nigeria antes de la irrupción de Boko Haram?

– Nigeria se convirtió en un país independiente amalgamando a la comunidad musulmana, que vive mayoritariamente en el norte, con la cristiana, más numerosa en el sur. La convivencia ha sido pacífica durante mucho tiempo. El problema surge cuando algunos musulmanes o algunos cristianos tratan de expandir su fe a costa de la otra comunidad, lo que genera conflictos. En la actualidad, el problema ha surgido con la intención de algunos musulmanes de que rija en el país la sharia, lo que no es aceptado por los cristianos. El fenómeno de Boko Haram es nuevo, pero ante él se está dando una reacción conjunta de cristianos y musulmanes que condenan sus acciones.

En el nº 2.816 de Vida Nueva. Entrevista con Ignatius Kaigama, íntegra solo para suscriptores

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
21/09/2012
Compartir