La enseñanza concertada, unida contra los recortes

José María Alvira, nuevo secretario general de Escuelas Católicas

Varias organizaciones, entre ellas Escuelas Católicas, están al límite

escuelas concertadas y católica denuncian recortes

FRAN OTERO. Fotos: LUIS MEDINA | Las organizaciones mayoritarias de la enseñanza concertada (patronales, titulares y sindicales), entre las que se encuentra Escuelas Católicas (EC), se han unido en este inicio de curso para denunciar “la insostenible situación” que se está produciendo en los centros, la degradación de las condiciones sociolaborales de los trabajadores por los recortes y el incumplimiento de los conciertos y de los acuerdos laborales por parte de algunas comunidades autónomas.

En un acto conjunto en la madrileña sede de EC, el pasado día 12, Luis Centeno, director de su Departamento de Asesoría Jurídica –actuó de portavoz, aunque estaba presente el nuevo secretario general, José María Alvira–, reconoció que el momento es “crítico” y “de extrema dificultad” para la enseñanza concertada, que “sufre los mismos recortes que la pública, si no más”.

Medidas que, tal y como denuncian, se han tomado sin que el Ministerio de Educación haya convocado ninguna reunión de la Mesa Sectorial de la Enseñanza Concertada. Además, argumentan, tampoco se ha tenido en cuenta la naturaleza privada de los centros concertados ni la existencia de los convenios colectivos del sector.

Lo que sí han querido dejar bien claro todos los representantes es que la enseñanza concertada no está siendo favorecida en esta situación, sino todo lo contrario.

Tal y como explicó el vicepresidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), Francisco José Flores, esta enseñanza, además de ser un mandato constitucional, “ahorra mucho a la Administración en gasto corriente: unos 5.000 millones”. “Si se tienen que cerrar aulas concertadas, la factura que tendrán que pagar las administraciones por la educación será mucho mayor”, apostilló Centeno.

Por ello, las organizaciones solicitan al Ministerio de Educación la urgente convocatoria de la Mesa Sectorial de la Enseñanza Concertada, abriendo una línea de diálogo permanente para analizar los efectos y la reversión de todas estas medidas en cuanto la situación económica lo permita. Si el Gobierno no atendiese a las peticiones, se plantean algún tipo de movilización, incluso la huelga, como reconoció el secretario general de la Unión Sindical Obrera (USO), Antonio Amate.

José María Alvira, nuevo secretario general de Escuelas Católicas

El nuevo secretario de Escuelas Católicas, José María Alvira

Presentación de José María Alvira

Minutos antes de la comparecencia conjunta, José María Alvira se presentó ante los medios de comunicación. Fue su primera comparecencia pública después de haber tomado posesión, el pasado 3 de septiembre, como secretario general de EC, y avanzó cuál va a ser su prioridad en los próximos años: una educación de calidad e innovadora, basada en valores cristianos que puedan ayudar a la sociedad en esta situación.

“Una educación de calidad –abundó– que incluya la atención preferente a los más débiles: inmigrantes, alumnos con necesidades especiales o en situaciones difíciles… Porque la atención también forma parte de la calidad”.

Alvira comienza su mandato con “ilusión, sentido de responsabilidad y gran confianza”, aunque también, señaló, con “inquietud y preocupación, porque la situación actual está afectando a los centros y a las familias. Quiero subrayar que la enseñanza concertada no es la gran beneficiaria de la situación. Estamos sufriendo los mismos recortes que otros centros. No sirve para nada una confrontación entre la escuela pública y la concertada, como si esta última no sufriera los recortes”.

Finalmente, dijo que EC va a afrontar esta situación con “una gran independencia política, con realismo, ofertando nuestra disposición al diálogo en busca de consenso y expresando, cuando sea necesario, nuestra denuncia y crítica”.

Cómo afectan los ajustes a la escuela concertada

  • Aumento de la capacidad de las aulas.
  • Reducción del pago por sustituciones y la extinción de interinidad en verano.
  • Aumento de la jornada lectiva del profesorado en Primaria.
  • Reducción de los salarios.
  • Efectos de las rebajas sucesivas en los salarios de los docentes en pago delegado.
  • Reducción de los gastos para funcionamiento.
  • Retrasos en el abono de gastos de funcionamiento.
  • Mantenimiento del déficit histórico que arrastran los módulos de concierto.
  • Reducción considerable de las unidades de apoyo de compensatoria, de refuerzo o integración.
  • Drástica reducción de las ayudas para comedor, transporte, libros de texto…

En el nº 2.815 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
14/09/2012
Compartir