Manipulados Solidarios: trabajador como el que más

Las Hijas de la Caridad promueven en Santander una iniciativa laboral para excluidos

Manipulados Solidarios, iniciativa laboral para excluidos Hijas de la Caridad Santander

VICENTE L. GARCÍA | Al abrigo de la Cocina Económica regentada por las Hijas de la Caridad de san Vicente de Paúl, institución centenaria y uno de los grandes referentes de la caridad en Santander, ha nacido Manipulados Solidarios, una entidad cuyo objetivo es gestionar y generar empleo adaptado como respuesta a las necesidades de colectivos en situación o riesgo de exclusión social.

Axun Echarri, superiora de la comunidad, califica este proyecto como “largamente soñado, valorado y sopesado”. Y es que, en la línea de cuidar la dignidad de la persona, como la Cocina Económica, dan un paso más allá con Manipulados Solidarios, por el que “se posibilita una ocupación del tiempo que desarrolle una adecuada autoestima, protegiendo a la persona y curándola del ‘exceso de calle’. Y, aún mejor, se le facilita el poder vivir dignamente de lo que le reporta su propio trabajo”.

La misión de Manipulados Solidarios, nos cuenta Ana Mirat, coordinadora de este proyecto, “es consolidar una estructura organizativa que sea dinámica, competitiva y autosostenible, entendida como un modelo de organización transformador cuyo objetivo es la optimización de beneficios sociales”.

Para ello, crean y mantienen puestos de trabajo para personas con especial dificultad de acceso al mercado laboral: principalmente, inmigrantes o aquellos que han caído en niveles de pobreza o marginalidad. “Personas con una situación laboral y personal muy al límite, que están al borde de la exclusión y que carecen de posibilidades de encontrar oportunidades en el mundo laboral, por edad, origen, circunstancias personales…”, apunta Ana.Manipulados Solidarios, iniciativa laboral para excluidos Hijas de la Caridad Santander

Por ahora, las cuatro personas que forman parte de este proyecto centran este en la elaboración de productos textiles y encuadernados, como bolsas de promoción personalizadas, muestrarios, catálogos y agendas. Así, su producto estrella es la Agenda Escolar Solidaria y Bilingüe, que educa en el consumo responsable, muestra la realidad de las personas que no tienen hogar y recuerda diversas necesidades sociales.

La satisfacción de hacerlo bien

V. González, uno de los cuatro contratados por las religiosas, se muestra enormemente agradecido: “Manipulados Solidarios ha supuesto una oportunidad en mi vida. Tengo 60 años y una ilusión por trabajar que no puedo explicar. Cada día es diferente, aprendo algo nuevo y lo pongo en práctica. En este grupo de trabajo no nos detiene no saber hacer algo. He aprendido a coser, a cortar, a perforar o a encuadernar…”.

“Los retos diarios los vamos superando –sigue– y la satisfacción de hacer algo por vez primera, y hacerlo bien, produce una enorme gratitud hacia este proyecto. Lo que queremos es superar cada reto que tenemos por delante, aprender y no dejar nunca de hacerlo. Podemos con todo. Solo hay que creer en uno mismo e intentarlo”.

En el nº 2.814 de Vida Nueva. Manipulados Solidarios: trabajador como el que más, íntegro solo para suscriptores

Actualizado
07/09/2012
Compartir