Maite Uribe, nueva directora general de la Institución Teresiana

Maite Uribe, directora general de la Institución Teresiana

La Obra fundada por san Pedro Poveda clausura su primer centenario

Maite Uribe, directora general de la Institución Teresiana

VIDA NUEVA | El 15 de agosto, la Institución Teresiana (IT), asociación internacional de laicos con presencia en treinta países, fundada por Pedro Poveda en 1911, clausuraba su primer centenario con una eucaristía de acción de gracias celebrada en el Centro de Espiritualidad Santa María de Los Negrales (Madrid), donde se veneran los restos del santo. Se ponía así el broche a un año de actos desarrollados en distintos enclaves culturales y geográficos del mundo.

Dos días antes, la XVII Asamblea General de la IT elegía por mayoría absoluta a Maite Uribe Bilbao como directora general para el período 2012-2018, en sustitución de Loreto Ballester Reventós, quien ejerció esa responsabilidad durante los últimos doce años, tiempo máximo dispuesto en los estatutos.

De esta manera, Maite Uribe, nacida en 1951 en El Salvador en el seno de una familia española, se convierte en la sexta directora general de la IT, la primera de las cuales fue Mª Josefa Segovia Morón, informa su oficina de la prensa. Licenciada en Medicina por la Universidad de Valencia y especialista clínico en psicoterapia por la Universidad Complutense de Madrid, Uribe ingresó en la Institución Teresiana en el año 1968.

Al inicio de la celebración de clausura de este centenario, que fue presidida por Ginés García Beltrán, obispo de Guadix, y que concelebraron Victorio Oliver, obispo emérito de Orihuela-Alicante, y otros sacerdotes, Uribe dio a conocer la prioridad que impulsará la vida y la misión de la asociación en la etapa que se inicia: “A la escucha del Espíritu –señaló–, en esta Asamblea hemos sentido con fuerza la llamada a vivir y generar la hermandad, signo profético del Reino, que nos sostiene y nos impulsa a la misión. Esta es la prioridad para el próximo sexenio. Esta hermandad fortalecerá el compromiso renovado de impulsar la incidencia evangelizadora de la Institución, de manera creativa en todas nuestras presencias de misión”.

Mayor autenticidad

Asimismo, y recordando el lema de este centenario, De la memoria agradecida al compromiso renovado, afirmó que “surge en todos nosotros y nosotras una gran esperanza porque hemos visto que el Señor es fiel y camina siempre con su pueblo: hemos experimentado su acción y eso nos da una alegría muy profunda. En esta época compleja que vivimos, época de incertidumbres y de cambios en muchos sentidos, escuchamos la llamada a vivir con mayor autenticidad quiénes somos y qué quiere Dios que seamos”.

Ya en la homilía, Ginés García Beltrán expresó sus sentimientos como obispo de la diócesis de Guadix –en la que Pedro Poveda fue ordenado sacerdote, trabajó y partió de modo precipitado–, y en relación con las celebraciones del centenario y de la Asamblea General de la IT, y mirando al futuro, invitó a vivirlo “con la misma pasión que lo vivieron Pedro Poveda y los que están en el origen de la Institución. Vivir con confianza, arraigados en la Palabra de Dios y en la Eucaristía, son el mejor programa para los hombres y mujeres de fe”.

En el nº 2.813 de Vida Nueva.

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
31/08/2012
Compartir