La Iglesia pide que se atienda a los inmigrantes

grupo de inmigrantes llegados en patera rescatados

Entra en vigor el Real Decreto por el que los ‘sin papeles’ se quedan sin sanidad

mujer inmigrante protesta por los recortes

FRAN OTERO | El sábado 1 de septiembre no quedará para la historia como un buen día para el derecho a la salud, sobre todo de los más vulnerables, los inmigrantes en situación irregular. [La Iglesia pide que se atienda a los inmigrantes – Extracto]

Entra en vigor el Real Decreto Ley de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Naciconal de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones, aprobado por el Congreso de los Diputados, y por el cual se retirará a los ‘sin papeles’ la tarjeta sanitaria y, por ende, la atención primaria.

De este modo, los inmigrantes que no estén regularizados no tendrán derecho a ser asistidos, con excepción de las urgencias, los menores de edad y las embarazadas. Una medida –por la que se ahorrarán unos 500 millones de euros– que han combatido y contestado numerosas organizaciones sociales, entre ellas, muchas católicas, que la consideran “injusta e inmoral”.

Ya nada más aprobarse la medida, a HOAC y la JOC hicieron pública su preocupación y alertaron ante “el retroceso en el reconocimiento del acceso universal a la sanidad” y ante “la exclusión de este derecho a personas especialmente vulnerables y empobrecidas”. “Atenderlas debidamente es lo moral”, reclamaban entonces.

Del mismo modo, Pueblos Unidos, un centro de la jesuita Fundación San Juan del Castillo centrada en la atención a inmigrantes, también se implicó apoyando la recogida de firmas a través de Internet que puso en marcha la carmelita misionera Brígida Moreta para reclamar al Gobierno que diese marcha atrás y no les retirase la sanidad a este colectivo.

Ya inmersos en el verano, y sin noticias del Gobierno, aunque algunos barones autonómicos del PP sí se mostraban favorables a la atención sanitaria a inmigrantes, también hablaron algunos obispos.

Uno de ellos fue el presidente de la Comisión Episcopal de Migraciones y obispo de Albacete, Ciriaco Benavente, quien mostró en una entrevista en Vida Nueva su preocupación ante la situación que ahora se genera. Palabras que tuvieron un eco en los responsables de la Pastoral de la Salud del País Vasco y en otros obispos.grupo de inmigrantes llegados en patera rescatados

El último que se ha manifestado sobre esta cuestión ha sido el obispo de Bilbao, Mario Iceta, quien en su homilía con motivo de la Fiesta de la Asunción reclamó que se siga atendiendo a los inmigrantes en situación irregular.

En un texto muy centrado en la crisis económica, dijo: “En estos tiempos duros, no se puede abandonar el objetivo de una protección social adecuada. No es admisible que los miembros más vulnerables de la sociedad sufran con mayor dureza las consecuencias de la crisis. Por ello, las necesarias reformas no pueden comprometer la garantía pública de servicios básicos para la cohesión y la justicia social”.

Buscar una “solución justa”

En este sentido, añadió que son precisamente los inmigrantes “uno de los colectivos que acusan con mayor severidad la falta de empleo y el empobrecimiento”. “Debe buscarse una solución justa a las situaciones de ‘ilegalidad’. La sensibilidad y humanidad que estos casos requieren debe conducirnos a prestar los servicios básicos que necesitan y a poner en marcha medidas de integración que los rescaten de situaciones injustas y los guíen en la senda de la equiparación en todos los aspectos con los demás ciudadanos”, afirmó.

También Cáritas publicó a principios de agosto un comunicado en el que instaba al Gobierno y a los partidos políticos “a una reflexión profunda” sobre las consecuencias de esta decisión”.

En su opinión, “se está tomando sin la debida reflexión que permita la evaluación del impacto sobre el sistema de garantías de derechos en el que se sustenta nuestra sociedad, ni de su repercusión sobre los ciudadanos más débiles a los que también el Estado debe garantizar sus derechos fundamentales”.

Por eso, Cáritas mostró una “honda preocupación”, que ya había puesto de manifiesto Cáritas Europa y otras instituciones en la declaración El acceso a la asistencia sanitaria es un derecho humano básico.

Para esta institución eclesial, el Real Decreto aprobado en abril supone un cambio de modelo que afecta, sobre todo, a las personas más desfavorecidas.

inmigrante con las manos en la cabezaDel mismo modo, sostiene que la exclusión de las personas migrantes en situación irregular “va a añadir un sufrimiento muy severo a un colectivo que es especialmente vulnerable”, y que se creará así una dualización del sistema sanitario, ya que surje otro sistema estatal paralelo para estas personas.

“En lugar de favorecer la articulación de una sociedad de acogida, integrada y diversa, estas medidas alimentan un discurso reduccionista y lleno de riesgos, según el cual las personas migrantes que conviven y forman parte de nuestras comunidades son las responsables del deterioro socioeconómico actual, en vez de considerarlas las primeras y principales víctimas del mismo, tal y como lo comprobamos a diario en nuestros servicios de acogida y atención”, concluye el comunicado de Cáritas Española.

Guía Sanitaria

Para ofrecer la mayor información posible, Pueblos Unidos ha publicado en su página web una Guía Sanitaria en la que se ofrece con detalle información de interés ante la entrada en vigor del nuevo Real Decreto.

Así, se explica qué colectivos tienen acceso al Sistema Nacional de Salud, así como los trámites a seguir para obtener el reconocimiento y la tarjeta sanitaria.

Del mismo modo, se ofrece un listado de organizaciones que están trabajando, ya sea a nivel más asistencial o de incidencia publica, para paliar las consecuencias que puede tener la nueva norma, y hace constar algunas normas nacionales e internacionales que protegen el derecho a la salud.

Pero lo más interesante de esta guía es la parte que se refiere a la forma en la que deben reaccionar los afectados por esta reforma. Son tres puntos: Informarse y conocer los derechos (asesoría jurídica, grupos de acompañamiento…); Recurrir (modelos de reclamación); y las Medidas Excepcionales para personas en situación de atención médica continuada (qué personas están incluidas, cómo hacer la solicitud…

En el nº 2.813 de Vida Nueva.

 

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
31/08/2012
Compartir