CeiMigra: acción integral para dignificar al inmigrante

CeiMigra fundación de jesuitas y Generalitat de la Comunidad Valenciana para inmigrantes

Una fundación de los jesuitas y la Generalitat Valenciana atiende a 12.000 personas al año

CeiMigra fundación de jesuitas y Generalitat de la Comunidad Valenciana para inmigrantes

JOSÉ RAMÓN NAVARRO PAREJA | “Queremos que nuestra acción se vea siempre iluminada por la reflexión, pero también que esa reflexión parta de cada una de las personas que vemos en los pasillos, de los emigrantes que atendemos en el centro”. [CeiMigra: acción integral para dignificar al inmigrante – Extracto]

De esta forma explica el jesuita Josep Buades la ligazón que tiene el doble objetivo de CeiMigra, donde él es responsable del programa de Estudios e Investigaciones.

Y es que, cuando en 2001 se constituía esta fundación, el fenómeno de la inmigración apenas comenzaba a ser significativo en España, pero ya entonces la Compañía de Jesús –que comparte al 50% la gestión de la entidad con la Generalitat Valenciana– tuvo la intuición de que la integración de los inmigrantes solo era posible a través de una formación que facilitara su inserción laboral y en la comunidad, pero también, y en el mismo grado de importancia, con el desarrollo de una línea de estudio y reflexión que ayude a la población autóctona a entender y aceptar el hecho inmigratorio.

Según el también jesuita Darío Mollá, director de la fundación, “las líneas básicas se mantienen desde entonces, aunque, en estos momentos de crisis, la formación está cada vez más ligada a la inserción sociolaboral”.

CeiMigra fundación de jesuitas y Generalitat de la Comunidad Valenciana para inmigrantes

Debido a la crisis, la formación se ligada más a la inserción sociolaboral

De esta forma, CeiMigra atiende a más de 12.000 inmigrantes al año en sus centros de Valencia y Alicante. La habitual puerta de acceso es el servicio de información y acogida, el momento en que cada persona expone su situación y expectativas.

La mayoría conoce que la fundación se dedica a la formación, pero cada vez son más los que llegan con necesidades primarias. “En los últimos tiempos, escuchamos en muchas ocasiones preguntas como: ‘¿Dónde puedo ir para comer o pagar el alquiler?’”, comentan en el centro. En estos casos, se les orienta hacia entidades como Cáritas o Cruz Roja.

El servicio de acogida también diseña un itinerario formativo específico, en función de la cualificación del que llega, su conocimiento del castellano y sus necesidades. “La persona siempre es el centro de nuestra acción, por eso les acompañamos a través de este itinerario, incluso después de obtener empleo”, señala Mollá.

Los cursos de castellano son de los más demandados, junto con los de valenciano, informática y formación ocupacional. Son, además, en los que colaboran un mayor número de voluntarios. Algunos, profesores jubilados, siguen de esta forma cultivando su vocación. Otros, jóvenes en proceso de formación, realizan prácticas. En la actualidad, colaboran becarios de universidades de Francia, Italia, Alemania, República Checa y los Estados Unidos.

Motivación contagiosa

En los últimos años, se realizan cursos de formación técnica, mucho más específicos, en colaboración con las Escuelas Profesionales San José, también regentadas por la Compañía de Jesús. Se trata de tres itinerarios formativos de 150 horas –electricidad básica y domótica, energías renovables y fidelización de clientes– que permiten a los alumnos optar a un trabajo o instalarse como autónomos. Son impartidos fuera del horario escolar por docentes de Formación Profesional.

CeiMigra fundación de jesuitas y Generalitat de la Comunidad Valenciana para inmigrantes“Los profesores se encuentran con un alumnado muy motivado, y eso les anima aún más y hace que todavía den más de sí, lo que a su vez motiva más al alumno. Se genera así un círculo virtuoso que es bueno para todos”, señala Josep Buades.

La orientación laboral, de la que se encargan Miriam Almiñana, Marta Peris y Rubén Torregrosa, se complementa con ayuda para elaborar el currículum, para contactar con empresas o con consejos sobre cómo realizar una entrevista de trabajo. “Este 2012 está siendo un año muy complejo para las colocaciones, pero valoramos como muy positiva la credibilidad que dan las empresas a nuestra formación”, explican.

El fenómeno migratorio

El otro pilar sobre el que se sustenta CeiMigra es el estudio y la investigación del fenómeno migratorio en todas sus vertientes. Aquí, su acción va dirigida a un público más amplio, que tiene acceso directo a las publicaciones a través de su web. Entre ellas, destaca el Informe Anual sobre Migraciones e Integración, que ofrece una visión amplia del fenómeno, partiendo de lo local para llegar a lo global. O publicaciones puntuales, como el Manual de Educación Intercultural. Aprendiendo a ser Iguales, dirigido a profesores y educadores.

Para Luisa Melero, técnica de este servicio, lo importante es “articular el diálogo social entre la gente, otras organizaciones y la administración”. En ese sentido, CeiMigra no pretende dar solo una respuesta concreta a los inmigrantes, “sino ofrecer un enfoque más amplio, aportar desde la diversidad cultural una mirada global de por qué se producen las migraciones”.

Buades añade que el objetivo es “producir un pensamiento que suscite un debate o que ayude a la Administración a aplicar sus políticas”. Así, la Ley de Integración de la Generalitat Valenciana recoge algunas de las propuestas realizadas por CeiMigra.CeiMigra fundación de jesuitas y Generalitat de la Comunidad Valenciana para inmigrantes

Consecuencias de la crisis

En los últimos años, la crisis ha afectado a los emigrantes no solo desde un punto de vista económico, sino en lo personal, por lo que se ha creado un servicio de orientación psicosocial, también a cargo de Luisa: “Los problemas de las personas vienen de lejos, de asuntos que antes no habían salido, pero que las dificultades económicas hacen que la situación se rompa. La mayoría de la gente viene a nosotros cuando ya no aguanta más, a pedir auxilio”.

Un caso que le impactó fue el de un joven inmigrante separado, padre de un niño, que abusaba del alcohol y con una orden de alejamiento por violencia de género: “No puedes decirle que no le atiendes. Lo importante es que esa persona quiere cambiar, revisar su propia vida y reencauzarla”, advierte. Gracias a la orientación del servicio, ahora este hombre se ha vinculado a una parroquia y asiste a un grupo de Alcohólicos Anónimos.

Uno de los mayores éxitos de CeiMigra es su Servicio de Asesoramiento de Extranjería, que el año pasado atendió a más de 5.000 personas, a las que se les ayuda en los trámites legales para conseguir o renovar su permiso de residencia, adquirir la ciudadanía española, acceder a la prestación por desempleo o a la Seguridad Social…

Para Mimi Boughaleb, el responsable de esta atención, el secreto es atender de forma personalizada cada caso: “Cuando viene una persona, no viene solo a por un papel. Detrás hay miles de problemas. Nosotros tratamos de orientarles, pero queremos conseguir que sean capaces de andar su propio camino”.

CeiMigra fundación de jesuitas y Generalitat de la Comunidad Valenciana para inmigrantesParte del éxito de este servicio se debe al constante diálogo con la Administración pública, sobre todo con los servicios de Extranjería, a través de una mesa mixta. “Es una tarea muy dura –explica Boughaleb– hasta que se llega a unas reglas comunes, pero merece la pena. Cuando se acota bien el terreno, esto funciona”.

Gracias a ello se ha conseguido que en la Comunidad Valenciana se “afinen” los criterios en cuestiones como las órdenes de expulsión, o que los trámites para un permiso de renovación, que habitualmente demoran tres o cuatro meses, se vean reducidos a unos 12 días si se realizan a través de entidades como CeiMigra.

El diálogo interreligioso como herramienta

Agosto de 2011. Una veintena de jóvenes rumanos, checos y portugueses rezan en los lugares relacionados con el martirio de san Vicente, visitan el templo hindú de Valencia o aprenden caligrafía árabe con los nombres de Dios. Van camino de encontrarse con el Papa en la Jornada Mundial la Juventud de Madrid y, gracias a CeiMigra realizan, los días previos, una convivencia.

Poco después de su creación, la fundación incorporó el diálogo interreligioso entre sus líneas de acción. Debido a su carácter mixto, al estar constituida también por la Generalitat Valenciana, CeiMigra “no puede ser una obra confesional, pero tampoco puede interpretar la laicidad como ausencia de lo religioso”, explica Josep Buades, responsable también del programa de Diálogo Interreligioso.

Su objetivo es crear iniciativas en las que el diálogo sea una herramienta de mediación social intercultural: “En clave católica, se trata de aplicar lo que Benedicto XVI llama diálogo religioso y participación de las entidades religiosas en el debate público”.

En el nº 2.813 de Vida Nueva.

Actualizado
31/08/2012
Compartir