La HOAC, comprometida con los derechos sociales

J. FANDIÑO | Acaban de concluir en la Universidad de la Mística, en Ávila, los Cursos de Verano de la Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) bajo el lema Derechos sociales, un deber de justicia, contextualizados en la situación social y económica que padece el mundo obrero y del trabajo, especialmente en los sectores más débiles y empobrecidos. Un evento que concluyó con un compromiso firme con los derechos sociales de las personas y de las familias

“Nuestras comunidades, movimientos, parroquias… tiene una especial responsabilidad en la defensa, extensión y promoción de estos derechos como un aspecto fundamental que está vinculado a la dignidad de las personas como hijos de Dios”.

En las reflexiones participó el coordinador de Estudios de Desarrollo Social e Institucional de Cáritas Española, Francisco Lorenzo, que constató cómo, incluso en los años de crecimiento, la pobreza se mantenía, la riqueza no se distribuía y había una merma en derechos.

Una situación, continuó, que se ha agravado en los últimos años, “donde la pobreza se ha hecho más extensa, intensa y crónica”. En este sentido, añadió que la política de recortes está provocando que la protección social “se reduzca y debilite, generando así más precaridad y exclusión”.

También intervino José Ignacio Calleja, profesor de Teología Moral Social de la Universidad de Vitoria, con la ponencia La Iglesia, promotora de justicia y defensa del mundo obrero sin derechos, en la que reflexionó sobre qué debe hacer la Iglesia ante “esta realidad de sufrimiento para tantos trajabadores y sus familias”.

Para Calleja, es importante que la Iglesia ayude a plantear la vida social y personal desde tres principios fundamentales: la prioridad de la persona, la absoluta prioridad de las necesidades y derechos de los empobrecidos, y la preferencia a las necesidades de los pobres.

En el nº 2.812 de Vida Nueva.

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
03/08/2012
Compartir