Religiosos y sacerdotes de Ávila donan sus pagas extraordinarias

F. OTERO | La Iglesia y sus miembros siguen haciendo gestos en favor de los más necesitados en todos los lugares de España. Son buenas noticias, gestos de esperanza, en tiempos de crisis. Ahora han sido medio centenar de sacerdotes y seis comunidades religiosas de la diócesis de Ávila los que han decidido donar sus pagas extraordinarias a Cáritas para que pueda seguir atendiendo a tantas víctimas de la situación económica.

Se suman de este modo a la invitación a renunciar a la paga de verano en favor de Cáritas diocesana que hizo el obispo diocesano, Jesús García Burillo, con motivo de la festividad del Corpus Christi. Invitación a la que el pastor abulense también se sumó.

Por el momento se llevan recaudados unos 37.000 euros, no obstante, tal y como informa el Obispado, no son datos definitivos, pues se trata solo de las donaciones de las que se tiene constancia. A estos habría que sumar a los sacerdotes, religiosos y particulares que han realizado el mismo gesto pero de una forma anónima y privada a través de las distintas Cáritas parroquiales.

A toda la recaudación hay que sumar, además, las donaciones realizadas en su día por la empresa de productos cárnicos Carhesan, así como por el Sindicato de Médicos de Ávila.

En cualquier caso, el Obispado anima a los abulenses a realizar este acto solidario para poder seguir prestando esa ayuda tan necesaria a los que lo están pasando tan mal, y que acuden cada día a los servicios de Cáritas.

“En la crítica situación económica que vivimos, buscamos soluciones en todos los espacios posibles: administración pública, mercados internacionales, justicia distributiva… Jesucristo nos ha dado la clave de todas las relaciones humanas: el amor, la solidaridad, compartir entre todos los bienes que Dios nos ha dado”, señalan desde la Diócesis de Ávila.

En el nº 2.811 de Vida Nueva.

LEA TAMBIÉN:

Actualizado
26/07/2012
Compartir