José María Siciliani. Lo literario en la Biblia

Barranquillero de nacimiento, José María Sicialiani (1959) es uno de los pocos expertos en Colombia que ha abordado el texto sagrado desde un punto de vista estrictamente literario y no tanto exegético. Ha producido numerosos documentos desde esa perspectiva y con propósitos pedagógicos. Ha publicado tres libros, dos más están en proceso de edición. Labora en la facultad de Educación de la Universidad de La Salle en Bogotá como catedrático, desde las dos de la tarde hasta las 10 de la noche. Fue sacerdote hasta 2005, año en el que colgó su hábito franciscano luego de una profunda reflexión de dos años para convertirse entonces en otro padre, el de familia. Con dos niños y una esposa como responsabilidad, también tiene espacio para dedicar la mañana a la investigación y a la lecto-escritura. Su fe cristiana permanece intacta.

“Sentía una gran dificultad para vivir la castidad y no quería vivir una vida doble, llegué a sentir que no podía ser un anti-testimonio”, explica este hombre que transpira humildad. Destaca, sin embargo, que le debe todo lo que es a la comunidad de los Franciscanos. Toda su riqueza espiritual e intelectual la desarrolló bajo el amparo de la misma.

Después de haberse ordenado sacerdote en 1988 fue trasladado a Guapi, Cauca, en donde se hizo cargo como rector de un colegio público, a través del cual dice haber aprendido un pedazo de la realidad educativa y pública del país. Durante los cuatro años que permaneció en aquel municipio se precia de haber enderezado en calidad y disciplina al Colegio San José. Allí afloró también su capacidad para contar historias, cuentos, que la mayoría de veces se ligaban con el texto bíblico, que no tenían nada que ver con el miedo para capturar almas, sino más bien para transmitir amor y valores a niños y adolescentes en su mayoría afro-descendientes. Luego de esa gran experiencia pedagógica y de vida, la comunidad a la que perteneció lo envió a Francia.

La retribución

En París residió en la misma casa (Convento de las Hermanas del Sagrado Corazón) en donde estuvieron sus ex hermanos de comunidad, Mario Toro, Héctor Lugo, Wilson Téllez y Fernando Garzón. Igualmente fue capellán allí. Vivió en París durante nueve años, tiempo en el cual cursó dos doctorados, uno en filosofía -estudios de filosofía medieval- y otro en teología -teología narrativa-. Así mismo, tuvo ocasión de aprender italiano, inglés y alemán en su respectivo territorio de origen. Después de ese tiempo, sintió que debía retribuir lo aprendido.

A su regreso a Colombia estuvo como formador en el noviciado, profesor en la Universidad San Buenaventura en la facultad de Teología y luego como vicerrector en su sede de Cali. Corría el año de 2004 y José María sentía que no podía continuar más siendo sacerdote. Fue el final de un proceso y el comienzo de otro para este hombre. “En ese entonces me vinculé a la Universidad Pedagógica en donde ayudé a montar en la facultad de Filosofía una maestría y un doctorado en filosofía. Empecé a pagarme y a vivir por mi propia cuenta”. Con una honestidad poco común, confiesa que gracias a un acompañante en ese proceso, un sacerdote y autoridad en sicología, le ayudó a entender lo que experimentaba. “Me dijo: mira tú has vivido la vida de castidad no tanto por amor a Jesús sino porque te gusta estudiar y uno no está en un convento porque le guste estudiar, sino porque tiene una vocación, de modo que yo no te aconsejo regresar”, ese fue el aldabonazo que confirmó su decisión, que no tomó sin gran temor y que lo convirtió en lo que es hoy: un hombre de familia, de una profunda fe y un apasionado académico de la palabra. “Todo en la Biblia no es relato, hay códigos, hay discurso y hay poesía. Dios se nos reveló también en leyes y poesía, pero la proporcionalidad de relato en la Biblia es del 80 por ciento. Un núcleo profundo de lo que es la fe judeocristiana se expresa a través de la comprensión de un Dios que interviene en un relato y todo lo que he escrito es alrededor de eso”. ¿Cómo hacer una homilía narrativa? es uno de sus documentos que se publicará en un mes. VNC

Actualizado
01/06/2012
Compartir