La fundadora María Josefa Recio, declarada venerable

J. FANDIÑO | El papa Benedicto XVI firmó el pasado 10 de mayo el decreto por el que reconoce que María Josefa Recio Martín, fundadora de la Congregación de Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón de Jesús, vivió las virtudes cristianas en grado heroico, declarándola venerable, tal y como informó el Vaticano.

Una noticia que la congregación ya esperaba, pues el proceso había superado, con voto favorable, las comisiones de teólogos y cardenales, y que vino a coincidir con la celebración en Roma de su XX Capítulo General.

Tras conocer la noticia de la declaración de la heroicidad de las virtudes de María Josefa Recio, las hermanas capitulares compartieron públicamente su alegría: “La noticia provoca sentimientos de alabanza a Dios porque se confirma en la Iglesia la verdad de su vida y el camino que estamos haciendo en la hospitalidad. Alegría y agradecimiento a las hermanas que nos han sabido transmitir el mensaje y la virtudes de María Josefa. Gratitud también a quienes han trabajado en esta causa: nuestra superiora general, María Camino Agós; el hermano Felix Lizaso; sor María Preciosa Silverio; y sor María Natividad Paternain.

Además, las hermanas se dirigieron a toda la congregación para recordar que en la nueva venerable hay un modelo a seguir, “especialmente en su caridad, vivida hasta el heroísmo, y en su humildad”. “Mujer sencilla que no escribió… pero vivió con fe lo que se dice de los pobres y humildes del Señor. El reconocimiento de su santidad es visitación de Dios, luz en nuestro camino, energía para permanecer en búsqueda de una hospitalidad en plenitud. Es una llamada a profundizar su vida y su espiritualidad, a volver nuestra mirada a ella, maestra y modelo de vida centrada en Cristo y de amor entrañable a las hermanas y enfermos”, añadieron

La congregación fue fundada en Ciempozuelos (Madrid) en 1881 por san Benito Menni, María Josefa Recio y María Angustias Giménez.

En el nº 2.801 de Vida Nueva.

Actualizado
21/05/2012
Compartir