La Armada de Noruega dona 100.000 euros a Cáritas Mondoñedo-Ferrol en agradecimiento a su labor

J. R. AMOR PAN. A CORUÑA | La semana pasada se hacía público que la Armada de Noruega va a donar 100.000 euros a Cáritas Diocesana de Mondoñedo-Ferrol y otros tantos a la Cocina Económica.

Desde el año 2000, se construyeron en los astilleros públicos de Navantia, en la ría de Ferrol, cinco fragatas para modernizar la flota noruega, por un importe de 1.000 millones de euros. Con tal motivo, durante todos estos años han residido en la localidad coruñesa un buen número de oficiales e ingenieros de la Marina noruega, con sus familias, que dejan ahora la ciudad al haber finalizado este proyecto.

En una carta dirigida a Cáritas, las Fuerzas Armadas de Noruega han explicado que con este gesto pretenden mostrar su agradecimiento a los ferrolanos por la magnífica acogida y por el trato tan cordial que han dispensado a sus nacionales durante este período.

Pero los mandos noruegos han sido conscientes también de la dramática situación en la que queda esta comarca, sin carga de trabajo en los astilleros públicos (que no pueden construir más que buques militares por prescripción de la UE). Por ello, afirman en su escrito que este gesto quiere ser un símbolo de “solidaridad ante la difícil situación que atraviesa el país y la comarca ferrolana”, con el deseo de que su aportación económica “contribuya al bienestar de Ferrol y, especialmente, de los más necesitados”.

En declaraciones a Vida Nueva, Juan José Fernández, delegado episcopal de Cáritas Mondoñedo-Ferrol, mostró su profunda emoción y gratitud por un gesto tan inusual como el realizado por la Armada de Noruega, que da un importante respiro a la entidad, sobre todo –subrayaba– “por las negras perspectivas laborales a las que se enfrenta la comarca”. “Ojalá los medios de comunicación pudieseis dar más a menudo noticias como esta”, añadía.

En el nº 2.789 de Vida Nueva.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Actualizado
27/04/2012
Compartir