María Jesús Figa: “Las negociaciones para la JMJ entre Gobierno y CEE crearon un clima positivo”

Entrevista con la embajadora saliente de España ante la Santa Sede

María Jesús Figa López-Palop, embajadora España ante la Santa Sede

VidaNueva.es | La embajadora María Jesús Figa López-Palop vive sus últimas semanas en el Palazzo di Spagna. A la espera de la llegada de Eduardo Gutiérrez, su sucesor como embajador de España ante la Santa Sede, ya ha sido nombrada embajadora en Helsinki, donde se trasladará a mitad de mayo. Apenas un año después de la haber presentado sus cartas credenciales, la embajadora ha concedido a Juan Rubio y Antonio Pelayo, director y corresponsal en Roma de Vida Nueva, respectivamente, una entrevista a modo de balance de su gestión.

María Jesús Figa presentó sus cartas credenciales a Benedicto XVI el 16 de abril de 2011. Sustituyó a Francisco Vázquez, en un momento en que las relaciones Iglesia-Estado parecían haberse calmado, tras la primera legislatura del Gobierno socialista.

La embajadora lo corrobora: “Durante mi misión, puedo asegurar que las relaciones del Gobierno del presidente Rodríguez Zapatero con la Santa Sede fueron de gran cordialidad. En la segunda legislatura, las tensiones fueron disminuyendo: en el tema de la financiación de la Iglesia, por ejemplo, se alcanzó un resultado que ambas partes apreciaron”.

Especialmente significativa fue la colaboración para la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) de Madrid: “Ahí se demostró una muy buena voluntad por parte de las autoridades estatales, autonómicas y locales, que eran entonces de distintos signos políticos, de trabajar con la Conferencia Episcopal Española [CEE] para conseguir el mejor resultado posible y facilitar en todo la visita de Benedicto XVI. Las negociaciones del Gobierno con la CEE que se llevaron a cabo durante dos años fueron muy importantes para la creación de ese clima positivo”.

Agradecida al Vaticano

En cuanto a su experiencia personal, asegura haber sido “objeto de muestras de cordialidad desde el primer día en que llegué. De mi misión en Roma, como representante de España, solo puedo hablar positivamente y con agradecimiento a las instancias vaticanas”.

En esta entrevista, María Jesús Figa habla también del momento complicado por el que está atravesando la Iglesia en la actualidad, de la figura de Benedicto XVI o del peso de la Iglesia española en la Curia. [Entrevista con María Jesús Figa López-Palop, seguir leyendo]

En el nº 2.798 de Vida Nueva.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Actualizado
23/04/2012
Compartir