El bálsamo espiritual del hermano Seamus

Hermano Seamus, músico

Hermano Seamus, músico

MAITE LÓPEZ MARTÍNEZ | El hermano Seamus Byrne es un monje y músico católico perteneciente a una pequeña comunidad irlandesa ubicada en Wickow, una aldea de pescadores al oeste del país y a unos 45 minutos de Dublín.

Se define como compositor e intérprete que recorre el mundo ofreciendo conciertos de música celta y compartiendo una sencilla, pero profunda, espiritualidad. Canta y toca con gran maestría instrumentos propios de la música celta (flauta irlandesa, wistles, flauta espiritual apache y el clásico bodhram –el tambor irlandés–, entre otros), creando fascinantes melodías que buscan ser bálsamo espiritual para el oyente.

Este es, precisamente, el carisma de la comunidad católica monástica Siervos del Amor (Servants of Love), que es de carácter mixto y que fue fundada hace 35 años: llevar salud, equilibrio, espiritualidad y amor al mundo a través de las muy distintas facetas desarrolladas por sus diez miembros, que son educadores, artistas, músicos, escritores, conferenciantes y hasta cocineros.

En España, el hermano Seamus es conocido desde hace años gracias a la colaboración con Luis Alfredo Díaz y su productora De la Raíz. Tras un año recuperándose de un cáncer linfático, el pasado mes de marzo han podido disfrutar de su música en Alicante, Valencia, Calpe, Hellín, Zaragoza y Cantabria.

El hermano Seamus ha editado varios discos en los que, fiel al más puro estilo meditativo, combina sus composiciones musicales y el canto gregoriano con sonidos naturales que él mismo graba en las playas y bosques cercanos a su convento. Sin duda, este artista se ha afianzado como uno de los mayores exponentes de la música de relajación no electrónica, tanto por la belleza de sus creaciones como por la autenticidad de las raíces cristianas en las que se inspira.

mtlopez@vidanueva.es

En el nº 2.797 de Vida Nueva.

Actualizado
20/04/2012
Compartir