La Diócesis de Santander pide opinión a los laicos

Vicente Jiménez obispo Santander presenta Celebración Jubilar Lebaniega

Distribuye unas 60.000 encuestas, que también podrán contestar los alejados

Vicente Jiménez obispo Santander presenta Conmemoración Jubilar Lebaniega

El obispo Vicente Jiménez, en la presentación de la Conmemoración Jubilar Lebaniega

VICENTE L. GARCÍA. SANTANDER | La Diócesis de Santander vive este año marcada por dos importantes acontecimientos: la Conmemoración Jubilar Lebaniega, con motivo del quinto centenario de la concesión de la bula del papa Julio II que autoriza la celebración del Jubileo de Santo Toribio de Liébana, y la Asamblea Diocesana de Laicos, que partirá de una encuesta a la que se ha invitado a participar a toda la sociedad cántabra.

Esta última iniciativa la presentó el propio obispo, Vicente Jiménez Zamora, el pasado 21 de marzo, cuando explicó que “se trata de hacer una reflexión sobre la identidad del laico, la vocación a la que está llamado en la Iglesia y en el mundo, y la misión y el compromiso que tiene que desempeñar en esta hora de la historia”.

Junto a Él, Felipe Santamaría, delegado diocesano de Apostolado Seglar, dijo que “preocupa la situación y estamos convencidos de que el laico tiene que participar desde el espíritu de Jesús”. Pero fue más allá e invitó a los alejados de la Iglesia.

Recabadas las opiniones, se llevará a cabo la Asamblea Diocesana, que discurrirá en tres fases distintas: estudio de las opiniones, conclusiones y popuestas. Será el Domingo de Ramos, 1 de abril, cuando se distribuyan las 60.000 encuestas impresas, aunque, una semana antes, ya se había distribuido 50.000 folletos explicativos con los motivos y objetivos del sondeo. Para los que no puedan hacerse con uno de los impresos, estarán disponibles para su descarga en la página web de la diócesis.

Conmemoración Jubilar Lebaniega

Otro de los acontecimientos singulares este año es la apertura de la Conmemoración Jubilar Lebaniega el próximo 15 de abril, segundo domingo de Pascua. Esta celebración, que se prolongará hasta el 14 de septiembre, es diferente al tradicional Año Santo Lebaniego –el próximo es en 2017– aunque comparta algunos aspectos.

En la carta pastoral que ha hecho pública por este motivo, el obispo recalca que “esta celebración es un tiempo de particular gracia para nuestra Diócesis de Santander”. “Es una ocasión para peregrinar hasta Santo Toribio de Liébana y obtener la indulgencia plenaria, que ha concedido la Penitenciaría Apostólica de la Santa Sede, venerar el Lignum Crucis, la cruz gloriosa de Cristo, signo de amor y fuente de vida, y renovar nuestra vida cristiana”, afirma.

Precisamente, en la misiva, Vicente Jiménez anuncia la citada Asamblea de Laicos, recuerda el 20º aniversario de la edición del Catecismo promulgado por Juan Pablo II y el Sínodo de Obispos que se celebrará sobre la Nueva Evangelización.

En el nº 2.795 de Vida Nueva.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Actualizado
29/03/2012
Compartir