Y la Palabra se hizo digital

Carlos Granados, director de la BAC

Numerosas iniciativas en Internet buscan fomentar el conocimiento de la Sagrada Escritura

dominicos escuela biblia on line

José A. de Blas, Iván Calvo y Alán Rives, de la escuela dominica

ÁLVARO REAL | En la exhortación apostólica Verbum Domini, Benedicto XVI promueve una interpretación de la Sagrada Escritura que responda a los problemas de la persona de nuestros días. Dentro de este campo, muy relacionado con la Nueva Evangelización, cabe esta pregunta: ¿cómo se promueve el estudio de la Biblia a través de Internet y las nuevas tecnologías? [Y la Palabra se hizo digital – Extracto]

Un claro ejemplo lo ofrecen quienes, en la Iglesia, han hecho de la comunicación parte esencial de su carisma: los dominicos. Al modo de Jesús con los discípulos que caminaban a Emaús, santo Domingo de Guzmán se encontró con un posadero partidario de la herejía cátara y pasó toda la noche dialogando con él sobre el verdadero sentido de las Escrituras y la tradición cristiana. Así nació la Orden de Predicadores. Ahora han cambiado la taberna por Internet.

Su portal dominicos.org cuenta con una Escuela de Biblia. “Internet ofrece la posibilidad de poner la Escritura al alcance del mundo entero. Por eso, nos atrevemos a ofrecer este curso, con la esperanza de que pueda llegar a muchos fieles de habla castellana y ayudarles a una mejor comprensión de la Palabra”, explica Fernando Mañero, responsable de la iniciativa.

Junto a él, trabajan un fraile, Iván Calvo, y dos laicos, José Alberto de Blas y Alán Rives, todos ellos miembros de la congregación. “Nadie ama lo que no conoce”, sostiene Mañero.

Escuela de Biblia on line dominicos

Sitio web de la Escuela de Biblia de los dominicos

Pero, ¿cómo acercarse a esa Escritura que nos llega de un lejano pasado? ¿Cómo entenderla si nadie nos la explica? Ese es el reto que intentan abordar desde el portal, que ofrece su alternativa: “Tratar de poner al alcance de de todos, de una manera muy sencilla, el contenido y el significado de esa Palabra que es lámpara para nuestros pasos y luz en nuestro camino”.

Los dominicos están consiguiendo el fin de llegar a cada más gente. A muchísima más gente. Para lo cual se han readaptado en su estrategia. Si en los primeros años la inscripción al curso requería el pago de ciertas cantidades por curso o asignatura, ahora la Escuela de Biblia es gratuita. Con unos resultados sorprendentes: de 35 alumnos de promedio cuando el curso requería pago, se ha pasado a 4.621 usuarios o visitantes exclusivos.

Lo que se puede apreciar, puesto que forma parte ya del nuevo sistema de articulación que conecta el mundo, es que “Internet ofrece muchas ventajas sobre otros formatos”. Especialmente de cara a la formación: “Permite un uso flexible del tiempo, obvia la dificultad de un horario fijo presencial y permite la utilización de posibilidades multimedia, vídeos, actividades interactivas, foros…”.

Quien afirma esto es Adolfo Sillóniz, gerente de Formación del Grupo SM. La editorial, junto a la Casa de la Biblia, acaba de poner en marcha un Curso de Iniciación a la Lectura de la Biblia.

“La acogida ha sido muy buena; ya han realizado los cursos varios grupos, con un alto nivel de motivación, participación y buenas evaluaciones”, destaca Sillóniz. Pero este no es el único proyecto. Además, “abordaremos con más profundidad y extensión algún tema bíblico, mediante un curso sobre los Evangelios a lo largo de un año, con un estudio de Postgrado”, concluye el responsable de Formación de SM, quien niega que el estudio de la Biblia por Internet sea algo frío o solitario: “Esa apreciación ha sido superada hoy día por muchos mecanismos de trato humano”.

Iniciación a la lectura de la Biblia

Web de acceso al curso 'Iniciación a la lectura de la Biblia' de SM

Una parroquia en acción

Bien lo saben en la Parroquia de Santa Mónica de Zaragoza. Allí comenzaron hace 12 años un Aula de Biblia, absolutamente gratuita, que se ha extendido por toda América y varios países de Europa.

El curso, coordinado por un grupo de seglares, tiene “maravillado” al párroco de esta pequeña comunidad, Fermín Salvatierra: “De todos los grupos parroquiales que tenemos, es el mejor, el más eficiente. La verdad es que no creía que por Internet se pudiera hacer tanto bien”, confiesa a Vida Nueva.

Todos los martes, a las 17 horas, los responsables del Aula de Biblia se reúnen en los salones parroquiales y contestan a los correos electrónicos de consulta, pero también a las cartas de agradecimiento que se reciben. “Ya se han formado más de 20 catequistas que, a su vez, van formando a los feligreses de diversas parroquias. Se está produciendo una expansión que no era imaginable”, concluye Salvatierra.

Quizá lo más ventajoso de la iniciativa es que no se trata de un curso para expertos, sino para todos aquellos que tengan curiosidades bíblicas. “Lecciones sencillas, claras y al grano”, explican desde el Aula de Biblia, que ofrece un total de 123 temas basados en un texto que hay que leer detenidamente y unas preguntas que determinen si se ha entendido.

Un éxito, este, al que también se ha sumado la editorial Verbo Divino. Desde hace unos meses, sus clientes pueden descargarse gratuitamente en e-book el Nuevo Testamento, así como otros productos, desde comentarios bíblicos a libros de exégesis.

Pero la gran apuesta del grupo se encuentra focalizada en la formación on-line, a través de bibliadigital.es: “Es una respuesta a la demanda de muchas personas que no pueden asistir a un centro de formación”, explica Elías Pérez Esteban, director comercial de la editorial.

El proyecto, que nació hace dos años, es dirigido por un equipo de tutores y está presente en Facebook y Twitter. En Verbo Divino lo tienen claro: la clave es “la movilidad, la portabilidad, que hacen que, fácilmente, puedas leer un texto bíblico desde tu iPhone o iPad”. Algo que ellos aplican de un modo sencillo, colgando cada semana en su web un video que hace referencia a la lectura del Evangelio del domingo.

cursos biblia on line Verbo Divino

Plataforma 'on line' de formación de Verbo Divino

La Conferencia Episcopal Española (CEE) y la Biblioteca de Autores Cristianos (BAC) trabajan en esta línea a través de sagradabibliacee.com, donde está publicada la versión bíblica oficial de la CEE. Para un futuro próximo, informa Carlos Granados, director de la BAC, “se irán introduciendo diversas iniciativas de Lectio Divina e itinerarios de lectura de la Palabra”. Se trata solo del comienzo, pues tienen previsto que la web “sirva de lanzamiento para hacernos presentes en las redes sociales”.

Un trabajo que, explica el responsable de la BAC, se encuentra muy enraizado en la Nueva Evangelización: “La Biblia, transmitida por la acción del Espíritu en el cuerpo eclesial, sigue siendo Palabra viva y eficaz y, por tanto, capaz de ‘convencer al mundo’, de transformar los corazones y producir nueva evangelización”.

La Nueva Evangelización en la Red

Internet, como la gran herramienta de comunicación que es, puede convertirse en un instrumento clave para el reto de la Nueva Evangelización. Algo para lo que hace falta, en primer lugar, “creer en que se puede evangelizar con las nuevas tecnologías”.

Así piensa Elías Pérez, director comercial de Verbo Divino, quien llama a “dar el paso, pues veo que en la Iglesia estamos aún algo retrasados”. Un cambio, este, que debería darse en muchos ámbitos, como la pastoral con jóvenes: “No podemos dar catequesis hoy tan solo desde los antiguos métodos. Si no se utilizan las nuevas tecnologías, estamos desaprovechando oportunidades”.

De la misma opinión es Fernado Mañero, del portal dominicos.org: “En estos momentos, Internet es la mayor y mejor plataforma, areópago si se quiere llamar así, para seguir evangelizando. Llega a todas partes y a todos los que estén abiertos a escuchar la buena noticia que trasmite la Palabra de Dios”.

Más escéptico es el director de la BAC, Carlos Granados, que ve excesivo calificar Internet como el centro de la Nueva Evangelización: “Internet ha supuesto un gran avance para facilitar comunicaciones, hacer llegar medios de cultura a muchos lugares y, en fin, facilitarnos mucha información. Pero el gran ‘campo de batalla’ de la Nueva Evangelización sigue siendo el corazón humano”.

En el nº 2.792 de Vida Nueva.

Actualizado
09/03/2012
Compartir