Asociaciones cristianas se movilizan en defensa del domingo

gente andando por la calle

gente andando por la calle

J. FANDIÑO | Un total de 12 organizaciones católicas españolas –las que integran la Federación de Movimientos de Acción Católica, además de la Comisión General de Justicia y Paz o las Hermandades del Trabajo, entre otras– han reclamado recientemente a las administraciones locales y estatales que se proteja el domingo como día de descanso laboral para favorecer la salud de las personas y la conciliación de la vida laboral y la vida familiar.

De esta forma, tal y como informa la agencia de noticias Europa Press, se suman a la defensa del domingo que en los últimos tiempos viene realizando la Alianza Europea por el Domingo Libre de Trabajo, que reúne a más de 65 organizaciones civiles, sindicales y eclesiales, entre las que se incluyen la Comisión de Conferencias Episcopales de la Comunidad Europea (COMECE) y la Conferencia de Iglesias Europeas.

Así las cosas, reclaman que se permita una mejor conciliación de la vida personal y laboral, y una regulación “mas humana” del tiempo de trabajo. En su opinión, el domingo ayuda a encontrarse con la familia y con los amigos, así como a pararse y tomar conciencia de las cuestiones fundamentales de la vida.

Por ello, hacen especial hincapié en la difusión de la iniciativa que se ha lanzado en los últimos tiempos y que no que hace más que proteger este día de descanso, en sintonía con lo que sostiene la Iglesia en su Magisterio.

Lo ha repetido varias veces Benedicto XVI en sus escritos, como la exhortación apostólica Sacramentum Caritatis, en la que afirma que “es indispensable que la persona no se deje dominar por el trabajo, que no lo idolatre pretendiendo encontrar en él el sentido último y definitivo de la vida”.

De este modo, estas asociaciones confían en que la sociedad civil reconozca y valore que “el día del Señor es también el día de descanso del trabajo”.

En el nº 2.792 de Vida Nueva.

Actualizado
08/03/2012
Compartir