Sin contrastes

Mons. Héctor Fabio Henao. Director Secretariado Nacional de Pastoral Social – Cáritas Colombiana

Ante todo deseamos manifestar nuestro agradecimiento por el esfuerzo de las Jurisdicciones en la colecta de la Campaña de Cuaresma (Comunicación Cristiana de Bienes). Con ello, durante el año 2011 se lograron apoyar a 98.724 personas damnificadas especialmente de los departamentos de Antioquia, Córdoba, Bolívar y Atlántico. En verdad, juntos logramos todo.

Dicho esfuerzo continúa. Las dificultades no cesan en nuestros pueblos. Con tristeza vemos que culturalmente se aceptan las desigualdades de nuestra sociedad y como consecuencia la indiferencia es la posición de muchas personas. La premisa de hoy es “si estoy bien yo, mejor”, y en verdad el reto es lograr que las nuevas generaciones logren crecer en una cultura de la solidaridad para hacer posible la expresión: “si estamos bien todos, mejor”. Nuestra campaña está orientada hacia la promoción de esta cultura de la solidaridad.
Precisamente, el Papa Benedicto XVI ha resumido dicha situación así: “La sociedad cada vez más globalizada nos hace más cercanos pero no más hermanos”. Y en concordancia con ello, teniendo en cuenta las nuevas formas en que se relacionan nuestras comunidades, dejando en muchos casos de lado la caridad y la dignidad del ser humano, nuestra Campaña de Cuaresma decide tomar como lema: “Sin Contrastes”. La invitación es a vivir la Cuaresma no sólo como una época, sino como una actitud que brilla cuando se comparte sobrepasando las diferencias que nos apartan.
Así mismo, a través del último mensaje del Papa para la Jornada Mundial de la Paz, se nos motiva a involucrar a los jóvenes desde cada una de las familias, estamentos educativos y formativos, así como a los responsables en los distintos ámbitos de la vida religiosa, social, política, económica, cultural y de la comunicación. Por ello, desde la planeación de la Campaña procuramos elaborar cada uno de los materiales pensando en todos nuestros fieles, pero especialmente en los jóvenes y niños, que necesitan de un rayo de luz en medio de esa sombra, desorientación y pérdida del sentido de vida que aqueja nuestros tiempos.
Ese rayo de luz, esa gracia que nuestro Señor nos regala, se refleja en el rostro de aquellos que luchan en medio de las adversidades, que no se rinden y que en medio de inmensos contrastes buscan la igualdad. Es la luz de los que sienten y entienden la importancia del amor, del vivir como verdaderos cristianos cuyas bendiciones no desean solo para si mismos ya que saben agradecer por lo que tienen y lo que no tienen, y aún en lo poco como en lo mucho son capaces de sentir la felicidad más pura: Compartir.
¿Qué hace la Iglesia con los fondos recolectados?
Gracias a la generosidad de los creyentes, la Iglesia puede apoyar, en las distintas jurisdicciones eclesiásticas, a muchos hermanos y hermanas que padecen las inclemencias de los fenómenos naturales o son víctimas de cualquier tipo de emergencias generadas también por el conflicto.
Las cifras:
En el 2011 fue posible realizar 62 proyectos de atención a víctimas del invierno y otras emergencias en 43 jurisdicciones eclesiásticas.
Con los aportes de la anterior Campaña de Cuaresma 2011 se recaudaron alrededor de $1.500 millones de pesos a través de los esfuerzos de las parroquias, colegios y comunidades de todo el país.
En el marco de esta colecta el Secretariado Nacional de Pastoral Social recaudó $236.513.000 con los que se pudo brindar atención integral a 17.170 familias, lo que equivale a 98.724 personas afectadas por el invierno en todo el territorio nacional.
Este año, la Conferencia Episcopal de Colombia lanzó la Campaña de Cuaresma cuyo lema es “Sin contrastes”. Una invitación a vivir la Cuaresma no sólo como tiempo del Año Litúrgico, sino como una actitud de vida que nos compromete para conseguir un país más justo, en el que cada católico está dispuesto a compartir, superando las diferencias que nos dividen.

Actualizado
25/02/2012
Compartir