La Iglesia en los Estados Unidos rechaza el nuevo programa de salud de Obama

Entre otras normas, la ley obliga a los hospitales católicos a cubrir el coste de los anticonceptivos

Barack Obama presidente EEUU

El presidente estadounidense Barack Obama

J. L. CELADA | El 29 de enero, miles de sacerdotes y obispos estadounidenses aprovecharon su homilía dominical para leer una carta abierta al presidente del país, Barack Obama, en la que muestran públicamente su firme rechazo a la normativa por la que el Gobierno obligará a entidades caritativas, hospitales y universidades de afiliación religiosa a que cubran los gastos de anticonceptivos a sus empleados, y pidieron a sus fieles que se unan a una campaña de presión sobre el Capitolio para que ponga freno a los planes de la Casa Blanca.

Este clamor únanime de los católicos se producía una semana después de que la Administración Obama presentara su polémico programa de salud, por el que las organizaciones sin ánimo de lucro vinculadas al ámbito religioso deberán ofrecer cobertura sanitaria a sus empleados para el control de la natalidad.

Una medida que ya había sido criticada por la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos (USCCB, por sus siglas en inglés), que, por boca de su presidente y arzobispo de Nueva York, el recién designado cardenal Timothy M. Dolan, arremetió contra una decisión que, “en sus planes sanitarios, ordena proporcionar a casi todos los contratantes y aseguradores del país la esterilización y la anticoncepción, incluyendo algunos fármacos que inducen al aborto”.

“Nunca antes –se ha lamentado Dolan– el Gobierno Federal había obligado a individuos y organizaciones a salir al mercado y comprar un producto que viola su conciencia. Esto no debería ocurrir en un país donde el ejercicio libre de la religión ocupa el primer lugar en la Declaración de Derechos”.

Exención estrecha

Desde la USCCB, se recuerda que la exención prevista para los “contratantes religiosos” es tan estrecha que no contempla a la gran mayoría de organizaciones religiosas, incluyendo hospitales católicos, universidades y organizaciones de servicios que ayudan a millones de personas cada año.

En el nº 2.787 de Vida Nueva. La Iglesia en EE.UU. rechaza el programa de salud de Obama, íntegro para suscriptores

Actualizado
02/02/2012
Compartir