Avatares de arte y cultura

Códice Calixtino Catedral de Santiago de Compostela

JOAQUÍN L. ORTEGA, sacerdote y periodista | El área artística y cultural de la Iglesia española alcanza una magnitud y una densidad de alto nivel. De ahí que ocurran en su seno avatares sin cuento. El 2011 no podía ser una excepción.

Ya en la primavera florecieron Las Edades del Hombre, en etapa nueva de su trayectoria: la exposición en templos no catedralicios. La suerte recayó en ambas Medinas vallisoletanas, la del Campo y la de Rioseco. Esta novedad bipolar ha recogido una cosecha de 400.000 visitantes ya avanzado el otoño.

Las Edades han estado a su altura estética. Pero los más avisados han percibido un toque de laicidad. Mayor intervención del brazo secular, la Junta de Castilla y León. Las Edades nacieron como una catequesis plástica a costa del patrimonio artístico. Ahora se perfilan más como una “marca comercial”. Habrá que ir viendo.

A la llegada del verano estalló la bomba. El valiosísimo y archifamoso Códice Calixtino se esfumó de su blindada vitrina catedralicia y a estas alturas del año no hay pista alguna para su recuperación. El robo se podría parangonar con la desaparición de la Gioconda del Louvre parisino, siendo el códice jacobeo culturalmente mucho más rico. Habrá que esperar a que con la ayuda del tiempo y de la policía científica vuelva a su nido como volvió la Gioconda. [Seguir leyendo]

TODO LO QUE FUE NOTICIA EN 2011…

En el nº 2.782 de Vida Nueva. Número especial Navidad–Fin de año 2011

Actualizado
02/01/2012
Compartir