Conjeturas de un espectador culpable

Un libro de Thomas Merton (Sal Terrae, 2011)

Conjeturas de un espectador culpable - Merton - Sal Terrae - Portada

DOLORES ALEIXANDRE | Al terminar de leer este nuevo libro de Thomas Merton (“nuevo” entre comillas, porque la edición inglesa es de 1966), la primera impresión de conjunto es lo rápida que se me ha hecho la lectura de sus 415 páginas, cuando con cierta frecuencia, si se trata de libros largos, al llegar más o menos a la página 60, suelo hacerme la pregunta: “¿Y a mí esto qué me importa?”. Y si la respuesta es negativa, no sigo adelante.

Con estas Conjeturas de un espectador culpable (Sal Terrae), ni siquiera me ha surgido la pregunta, porque en cada página iba encontrando cosas que sí me importaban, quizá porque si “trata de la vida, la apertura y el crecimiento”, es difícil que esos términos puedan dejarnos indiferentes.

Los textos están tomados de los diarios que Merton escribió desde 1956 hasta 1965, y los artículos son demasiado largos para llamarlos pensamientos y demasiado cortos e inacabados para ser considerados como ensayos. Ya los títulos que da a cada una de sus cinco partes ponen sobre aviso al lector del tipo de libro que tiene entre manos. [Seguir leyendo]

En el nº 2.779 de Vida Nueva.

Actualizado
07/12/2011
Compartir