Encuentros de Asís: los frutos de veinticinco años

Juan Pablo II con otros líderes religiosos mundiales, en Asís en 1986

Balance y perspectiva ante la Jornada por la Paz del próximo jueves 27

Juan Pablo II con otros líderes religiosos mundiales, en Asís en 1986

ARMAND PUIG I TÀRRECH, decano de la Facultad de Teología de Cataluña (Barcelona) | La paz es un camino tan arduo como necesario. En los últimos veinticinco años, la Iglesia católica ha recorrido este camino bajo un nombre: el espíritu de Asís. Debemos remontarnos al 27 de octubre de 1986 cuando un Papa carismático, el beato Juan Pablo II, realizó un gesto profético de gran hondura: reunir a los líderes religiosos del mundo para orar por la paz.

Armand Puig

En aquel momento, la palabra “globalización” era desconocida, y en Europa, las religiones no cristianas tenían una presencia menor. ¿Por qué el Papa polaco convocó un encuentro como el de Asís e introdujo en la Iglesia una sensibilidad que ahora nos parece irreversible?

La respuesta está en manos del Espíritu que renueva la faz de la tierra. Lo cierto es que Asís marca un antes y un después en la Iglesia católica. En cualquier caso, Asís fue un fruto maduro del Concilio Vaticano II, que un Papa del Concilio, Juan Pablo II, se encargó de recoger. Y otro Papa del Concilio, Benedicto XVI, se encargará dentro de pocos días de actualizar aquella intuición profética de su predecesor.

Sin embargo, Asís hubiera podido ser un acontecimiento aislado si alguien no se hubiera preocupado de darle continuidad año tras año mediante lo que se ha venido en llamar la “Oración por la Paz”. Este alguien ha sido la Comunidad de Sant’Egidio, quien con el apoyo explícito e inequívoco de ambos Papas, ha tomado la antorcha de la paz y ha ido convocando cada año a múltiples operadores de paz. [Seguir leyendo]

En el nº 2.773 de Vida Nueva.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Actualizado
25/10/2011
Compartir