Los brasileños claman contra la corrupción

El Episcopado se suma a otros colectivos para pedir una profunda reforma política

Miles de personas participaron este mes de septiembre, en varias ciudades de Brasil, en la denominada Marcha contra la Corrupción. Este movimiento, apoyado por la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), el Colegio de Abogados de Brasil (OAB) y la Asociación Brasileña de Prensa (ABI), surgió tras los escándalos destapados en la arena política, donde hasta ahora se ha producido ya la caída de cinco ministros del Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff. En Brasilia, capital federal, cerca de 25.000 personas secundaron dicha manifestación, portando pancartas que proclamaban el final de la votación secreta parlamentaria y en contra de la absolución de la diputada Jacqueline Roriz, grabada en vídeo cuando recibía dinero ilegal en efectivo. Además, el movimiento pide la votación sobre un proyecto de ley presentado en el Senado que considera la corrupción un crimen atroz, y la aplicación de la Ley de antecedentes penales, que impediría la candidatura de políticos con procesos criminales abiertos.

La gran noticia de la Marcha contra la Corrupción fue, además, su organización a través de redes sociales como Facebook, Twitter y Orkut. Y es que los jóvenes quieren un cambio en la política brasileña, necesitada de la renovación de los legisladores, y una lucha más eficaz contra el desvío de dinero público, según reconoció Jorge Marques, de 21 años, estudiante de Relaciones Internacionales y uno de los impulsores de la movilización.
En rueda de prensa, el secretario general de la CNBB, Leonardo Ulrich Steiner, por su parte, comentó que, con esta iniciativa, “no solo nos ocupamos de la corrupción, sino de la impunidad. Una preocupación que no es solo de los obispos, sino del OAB, que ha hecho manifestaciones bastante duras, de la ABI y de los movimientos de la calle; tenemos la sensación de que hay una gran preocupación social por este tema”.
Bajo el título Brasil en movimiento contra la corrupción, la CNBB, la OAB y la ABI difundieron un comunicado exigiendo reformas reales y concretas en los tres poderes (Legislativo, Ejecutivo y Judicial), “capazes de eliminar todas las formas de práctica perjudicial para el interés público, de romper adicciones nocivas en nuestro sistema electoral y asegurar que la maquinaria del Gobierno funcione de un modo transparente”. En la nota, las tres entidades sugieren las medidas concretas para poner fin a la corrupción en los tres poderes: en el Ejecutivo, apuntan la necesidad de una mayor transparencia en los gastos y la aplicación de la Ley de antecedentes penales a los candidatos políticos. En el Legislativo, abogan por la extinción de las enmiendas individuales al presupuesto, la reducción del número de puestos con comisión, el final de la votación secreta en todas las materias y una profunda reforma política. Y, en el marco del Poder Judicial y el Ministerio Público, reclaman una mayor agilidad en los juicios y en las investigaciones de casos relacionados con delitos de corrupción y deshonestidad.
Por las mismas fechas, el Consejo Episcopal Pastoral de la propia CNBB dio a conocer otra nota (Vencer la corrupción con movilización social) en la que expresa su solidaridad y apoyo a las últimas manifestaciones populares contra la corrupción y la impunidad, que “corroen las instituciones del Estado brasileño”, y se suma a las propuestas ya reseñadas en el comunicado conjunto. VNE

 

LA JMJ 2013 YA ESTÁ EN MARCHA

Más de 100.000 jóvenes acudieron el 18 de septiembre al Campo de Marte, en São Paulo, para recibir la Cruz y el Icono de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que durante dos años peregrinarán por todo Brasil hasta el inicio de la próxima JMJ en 2013. El acto contó con una treintena de actuaciones musicales, momentos de oración y la eucaristía, presidida por el arzobispo de São Paulo, cardenal Odilo Pedro Scherer, y concelebrada por el presidente de la CNBB, cardenal Raymundo Damasceno Assis; el secretario general de la CNBB, Leonardo Ulrich Steiner; el presidente de la Comisión Episcopal para la Pastoral Juvenil, Eduardo Pinheiro; el arzobispo de Río de Janeiro, Orani João Tempesta; y el obispo auxiliar de São Paulo, Tarcisio Scaramussa. En su discurso de bienvenida, Scherer recordó a los jóvenes que ese día comenzaba la JMJ en Brasil y que, “con el apoyo de ustedes, haremos la mayor Jornada Mundial de la Juventud que el mundo haya visto jamás”. Tras la misa, el arzobispo Tempesta presentó oficialmente la web de la JMJ 2013: http://torcidajmj2013.com.br/site.

Graziela Cruz. Brasil

Actualizado
19/10/2011
Compartir