Guía pastoral para acompañar a los homosexuales

Los obispos canadienses reivindican un trato más digno para este colectivo

Tal como anunció el pasado 23 de junio la Comisión para la Doctrina de la Conferencia de Obispos Católicos de Canadá (CECC), la guía de estudio de la Carta sobre el ministerio pastoral con los jóvenes que sienten una atracción hacia las personas del mismo sexo publicada entonces, ya está disponible, según desvela un comunicado de la propia CECC fechado el 20 de septiembre. Se trata de un texto de ocho páginas en el que los prelados canadienses desean “responder a las necesidades pastorales de los adolescentes y los jóvenes adultos que se interrogan sobre su identidad sexual o viven sentimientos de atracción homosexual”.

Tras aclarar que el documento “no aborda el debate sobre los orígenes o las causas de la homosexualidad”, desgrana algunos de los “principios generales” de la Iglesia en torno a este tema (la dignidad humana de todas las personas, la sexualidad humana en el plan de Dios o la promoción de la castidad), antes de adentrarse en las líneas pastorales a seguir. Porque “toda la comunidad cristiana –recuerda el mensaje– está llamada a acompañar y guiar hacia la madurez humana a sus jóvenes miembros que sienten una atracción homosexual”. En este sentido, “es necesario comprender las enormes presiones a las que con frecuencia son sometidos: discriminación injusta, impresión de ser invisibles y estar aislados, ignorancia de su situación”. Actitudes que los pastores lamentan y ante las que hacen un llamamiento a los católicos para que sean “ejemplares” en su manera de tratar a los homosexuales como “seres humanos creados por Dios y dignos de respeto”.
Más adelante, dirigiéndose a los sacerdotes y a los agentes de pastoral, les invitan a tomarse su tiempo para “examinar vuestras disposiciones interiores hacia las personas que sienten una atracción homsexual” y, “con la ayuda de Dios”, les piden que se se esfuercen por “deshacerse de todo lo que pueda impedir acogerlos calurosamente”. “Sed conscientes –advierte el documento– de que vuestro lenguaje y vuestras actitudes pueden transmitir por falta de atención un mensaje que no tiene nada que ver con la enseñanza auténtica de la Iglesia”.
Padres, educadores y jóvenes reciben luego el apoyo y aliento episcopal de unas reflexiones que concluyen expresando su profundo agradecimiento a cuantos “con sabiduría y amor guían a los jóvenes que se descubren una atracción homosexual”, al tiempo que piden al Señor que les conceda “su sabiduría y su fuerza para comprender, educar y amar a todos los jóvenes que nos son confiados”. VNE
J. L. Celada

Actualizado
19/10/2011
Compartir