Nuevo curso, nuevos retos para la universidad

El acercamiento a los jóvenes estudiantes será una de las principales tareas pastorales

FRAN OTERO | Septiembre y octubre son meses de inicios y presentaciones. Se ponen en marcha planes pastorales, la catequesis, los colegios, y también la universidad. Precisamente, son muchos los frentes que se abren sobre la última, más aún, si se tiene en cuenta que la Nueva Evangelización tiene en la universidad un lugar idóneo. [Siga aquí si no es suscriptor]

La forma de afrontar nuevos retos interpela de la misma manera a los centros católicos y a los públicos, aunque sea en los primeros donde la pastoral específica se vierte de forma transversal a todas las materias. Retos que, en muchos casos, se afrontarán con las energías y la inercia que ha dejado la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ).

Los protagonistas son los jóvenes, pero la programación y la tutela corre a cargo de los directores de pastoral o capellanes de cada universidad. A ellos es a quien Vida Nueva ha consultado. Es José Moreno Losada, consiliario general del movimiento Juventud Estudiante Católica (JEC) y delegado episcopal para la pastoral universitaria en Mérida-Badajoz, el que expone qué debe cuidar esta tarea en la universidad.

El protagonismo debe ser de los laicos: “Hacerlos protagonistas activos será el único modo de hacer descubrir un camino de encuentro con Jesús”. Insiste, además, que debe darse el encuentro y la encarnación, porque “una pastoral no puede estar fuera de lo que acontece a las personas”; debe ser un proceso y rechazar la inmediatez; donde el servicio sea prioritario.

El capellán mayor de la Universidad de Navarra, Francisco Varo, explica qué ofrecen: “Un espacio de encuentro y diálogo constante acerca de la fe y la razón, abierto a profesores y alumnos, cualesquiera que sean sus creencias”. Entre otras cosas, abre y facilita cauces de colaboración con diversas personas e instituciones en proyectos de solidaridad, cuida de los oratorios…

En la Universidad Pontificia Comillas, según nos cuenta el director del Servicio Pastoral, Fernando Gálligo, se trata de “un espacio donde poder compartir preguntas búsquedas y vida, con el Evangelio como lugar de inspiración”. “Nuestra misión la entendemos como una oportunidad de formar integralmente a la persona, según las claves de la fe cristiana, y siempre con una idea de servicio a todos sin excepción”.

Tanto Navarra como Comillas tienen como objetivo para el nuevo curso potenciar la experiencia de la JMJ. En concreto, la universidad dirigida por la Compañía de Jesús ha creado un Grupo Post-JMJ, explica Gálligo: “Nuestro objetivo es mantener viva esa llama, porque la JMJ ha sido muy fecunda y nos ha enseñado nuevos modos y lenguajes de acercamiento a los jóvenes”.

Pero, al margen de la JMJ, en Navarra se marcan otros objetivos: una atención más personalizada, la promoción de grupos de diálogo y reflexión sobre el Youcat y el compromiso con los más necesitados. Son muchas las iniciativas y los espacios para orar, celebrar, colaborar…, sobre todo en la universidad católica, aunque para José Moreno Losada, “no debe haber distinción” entre la pastoral que se haga en un centro público y en uno confesional, aunque reconoce que, en el segundo caso, debe ser transversal. De todas formas, ve “muy poca diferencia” en el quehacer diario.

El delegado extremeño estima que la JMJ ha tenido “muy poco impacto” en la vida universitaria, ya que “ha estado más concentrada en Madrid”. En cualquier caso, apunta que “urge evangelizar la universidad”, algo que no es posible “siendo cristianos en la intimidad o en la parroquia”. “Evangelizar la universidad es ser cristiano en ella, cristiano que testimonia su fe”.

Juventud que busca

No es fácil llegar al universitario, pero sí es cierto, reconoce Fernando Gálligo, que la juventud “quiere profundizar y no acepta respuestas fáciles”.

“Queremos acompañarles a las fronteras de las preguntas últimas, facilitarles el que se asomen ‘al pozo’ de la verdad donde Dios habita”. “El ambiente nunca ha sido fácil para la evangelización –constata Varo– pero la juventud actual está abierta a los grandes ideales”. Por eso, es un reto que “se encuentre con quien puede satisfacer sus aspiraciones, que es Jesucristo”. Gálligo afirma que lo pastoral “debe estar presente en todos los ámbitos, de manera transversal”. “Pastoral es buscar la excelencia en lo académico y formar personas honestas, que entiendan que no hay bien personal sin atender el bien común”.

INFORMACIÓN RELACIONADA

En el número 2.770 de Vida Nueva

Actualizado
29/09/2011
Compartir