Primeras palabras del Papa: “Que nada ni nadie os quite la paz, no os avergoncéis del Señor”

Benedicto XVI es recibido por los reyes en el aeropuerto de Barajas

Don Juan Carlos saluda a Benedicto XVI a su llegada a Madrid

VidaNueva.es | Benedicto XVI ya está en Madrid para presidir los actos centrales de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2011. El Papa ha aterrizado en Barajas a las 12:00 h., y en sus primeras palabras en España, ha querido enviar un mensaje agradecido, cariñoso y de ánimo a los jóvenes: “La Jornada Mundial de la Juventud nos trae un mensaje de esperanza, como una brisa de aire puro y juvenil, con aromas renovadores que nos llenan de confianza ante el mañana”. [Discurso completo]

Los reyes Don Juan Carlos y Doña Sofía y el cardenal Rouco se acercaron a la escalerilla del avión de Alitalia, que había salido de Roma-Ciampino a las 9:30 h., para recibir a Benedicto XVI, muy coreado por los jóvenes que se habían acercado hasta allí y que repetían los cantos habituales, como “¡Esta es la juventud del Papa!”.

Tras saludar a las autoridades civiles del Gobierno central –encabezadas por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero–, autonómicas y locales y a los cardenales y obispos españoles, y después de las palabras de bienvenida del rey, el Pontífice comenzó su breve discurso reviviendo “las inolvidables muestras de simpatía recibidas en mis anteriores visitas apostólicas a España”, como la del pasado noviembre a Santiago de Compostela y Barcelona.

“Vengo a encontrarme con los que buscan la verdad”

“Vengo aquí a encontrarme con millares de jóvenes de todo el mundo, católicos, interesados por Cristo o en busca de la verdad que dé sentido genuino a su existencia. Llego como Sucesor de Pedro para confirmar a todos en la fe, viviendo unos días de intensa actividad pastoral para anunciar que Jesucristo es el Camino, la Verdad y la Vida. Para impulsar el compromiso de construir el Reino de Dios en el mundo, entre nosotros. Para exhortar a los jóvenes a encontrarse personalmente con Cristo Amigo y así, radicados en su Persona, convertirse en sus fieles seguidores y valerosos testigos”, ha dicho el Papa.

Primer recorrido del papamóvil esta mañana por las calles madrileñas

Benedicto XVI se ha referido a “la superficialidad, el consumismo y el hedonismo imperantes, tanta banalidad a la hora de vivir la sexualidad, tanta insolidaridad, tanta corrupción”, retos que, “sin Dios, sería arduo afrontar”. “Pero con Él a su lado –aseguró–, tendrán luz para caminar y razones para esperar”. En este sentido, la JMJ es “ocasión privilegiada para poner en común sus aspiraciones, intercambiar recíprocamente la riqueza de sus culturas y experiencias” y “animarse mutuamente en un camino de fe y de vida, en el cual algunos se creen solos o ignorados en sus ambientes cotidianos”.

“Un mensaje de esperanza y renovador”
“La Jornada Mundial de la Juventud nos trae un mensaje de esperanza, como una brisa de aire puro y juvenil, con aromas renovadores que nos llenan de confianza ante el mañana de la Iglesia y del mundo”, ha añadido.

A continuación, el Papa ha demandado respeto a la persona humana y al medio ambiente, ha señalado la preocupación de los jóvenes por la falta de empleos dignos o ante la red de la droga. “No pocos, por causa de su fe en Cristo, sufren en sí mismos la discriminación, que lleva al desprecio y a la persecución abierta o larvada que padecen en determinadas regiones y países”, siguió, y aquí enunció su mensaje principal: “Pero yo vuelvo a decir a los jóvenes, con todas las fuerzas de mi corazón: que nada ni nadie os quite la paz; no os avergoncéis del Señor”.

Finalmente, ha expresado “mi admiración por un país tan rico de historia y cultura, por la vitalidad de su fe, que ha fructificado en tantos santos y santas de todas las épocas”.

El Papa descansa en Nunciatura

Posteriormente, Benedicto XVI ha mantenido un encuentro de unos diez minutos con los reyes, en el Pabellón de Estado del aeropuerto. Y desde allí, se ha subido al papamóvil, acompañado por el cardenal Rouco y por su secretario personal, Georg Gänswein, y ha recorrido varias calles de Madrid hasta llegar a la sede de la Nuncia Apostólica, donde el Papa está ahora descansando.

A las 19:15 h. comenzará un acto de bienvenida en la Puerta de Alcalá, que el Papa cruzará en un gesto simbólico, acompañado por varios jóvenes, para seguir después en Cibeles.

Siga el desarrollo de la JMJ 2011 MADRID en VidaNueva.es

Actualizado
18/08/2011
Compartir