El cardenal De Paolis critica a los “disidentes” de la Legión

Velasio de Paolis, en diciembre de 2010

MARÍA GÓMEZ | Al cumplirse un año de la designación del cardenal Velasio de Paolis como delegado pontificio de la Legión de Cristo (se hizo pública el 9 de julio de 2010), él mismo ha realizado un balance de este período. El 3 de julio, en el Centro de Estudios Superiores de la Legión en Roma, el cardenal pronunció un largo discurso en el que, principalmente, vino a reivindicar la labor que está desempeñando en la congregación, frente a ciertos críticos con el modo en que se está realizando este proceso de renovación.

El texto no ha sido distribuido (al cierre de estas páginas) por los cauces habituales de la Legión, como sí se ha hecho con otros mensajes del delegado pontificio, pero ha tenido una amplia repercusión en Internet, dada la dureza con la que De Paolis se ha referido a un sector de “200 o quizá más personas, legionarios, exlegionarios o amigos de legionarios” que se encuentran a través de la Red y que, considera, están influyendo negativamente en otros miembros.

“Desde el inicio se ha constituido un grupo que ha sido calificado, no sé por quién, de ‘disidentes’ (…). Estos, haciendo énfasis sobre la ‘contaminación’ así dicha ‘estructural’ de la congregación, han manifestado una radical desconfianza hacia la continuación y la renovación de la congregación. Y, en cualquier modo, se han puesto en antagonismo a los mismos superiores legítimos, casi considerándose custodios de la ortodoxia del camino a recorrer”.

“Firmes como están en la herida sufrida en la congregación –continúa–, parecen gozosos de mirar las llagas y reabrirlas continuamente, en lugar de mirar más en profundidad y con esperanza hacia el futuro, trabajando por la verdadera renovación, tomando el verdadero camino de conversión”.

De Paolis apunta que el inicio de su tarea partió “no de la ‘contaminación’, sino de la visión positiva de la congregación”, cuya purificación “debe llegar a través de la conversión y la renovación de las personas individualmente”. Y recuerda que la meta de este camino es “un capítulo general extraordinario que debería aprobar las nuevas Constituciones y nombrar los superiores”.

“El tema más importante que el Papa nos ha dado es el de la revisión de las Constituciones, en cuanto que modelan vuestro estilo de vida, vuestra espiritualidad, vuestro apostolado, contienen vuestro carisma y los instrumentos para vivirlo”.

En el nº 2.762 de Vida Nueva.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Actualizado
15/07/2011
Compartir