El diálogo es el mejor camino para una educación de calidad

Los profesores piden a la Iglesia que medie en el conflicto estudiantil chileno

JOSÉ LUIS CELADA | El Colegio de Profesores de Chile envió recientemente una carta al arzobispo de Santiago, Ricardo Ezzati, pidiendo su mediación para que los 200 liceos que al cierre de estas páginas permanecían tomados por la Asamblea Coordinadora de Estudiantes Secundarios (ACES) no fueran desalojados, como había sugerido días antes el ministro de Educación, Joaquín Lavín.

Los manifestantes reclaman la nacionalización de la educación en todos sus niveles (básica, media y universitaria), el pase escolar gratuito los 365 días del año a nivel nacional para cada estudiante, y que los alumnos de educación técnica tengan derecho a una sindicalización y a sueldo. Según el presidente del profesorado, Jaime Gajardo, si se produjera un desalojo masivo de los centros, se cometería un “grave error”, porque significará “más confrontación”. De ahí que soliciten al prelado salesiano que impida “esta impresentable situación”, mientras exigen del ministro Lavín garantías de una “verdadera respuesta” a su llamamiento al diálogo.

A ese diálogo había invitado también el arzobispo Ezzati el pasado día 13, cuando recibió a la junta directiva del Colegio de Profesores en la sede de la Conferencia Episcopal de Chile (CECh), que él mismo preside. “He hecho un llamado a la cordura y la racionalidad. La violencia engendra otras violencias y nunca es el camino que hay que recorrer si buscamos soluciones fecundas”, manifestó al término de aquel encuentro.

El máximo responsable de la Iglesia católica en el país, que se comprometió a estudiar con atención el documento Nueva Institucionalidad para la Educación Pública que le entregó la delegación del profesorado, definió dicho diálogo como “la búsqueda honesta y sincera de los mejores caminos para una educación de calidad, que es una educación que haga crecer al alumno en humanidad, y que se centre en el individuo que interactúa dentro de la sociedad”.

Legitimidad de la protesta

Preguntado por la legitimidad de las movilizaciones estudiantiles que se han venido produciendo en las últimas fechas, Ezzati argumentó que son los medios empleados en las mismas los que las hacen legítimas o ilegítimas, pero insistió en que “si son democráticas, deben ser aceptadas”. El presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, por su parte, valoró positivamente que estén compartiendo con la Iglesia católica sus esfuerzos por mejorar la calidad de la educación.

En el número 2.759 de Vida Nueva.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Actualizado
24/06/2011
Compartir